Test de apraxia del habla

Con este post queremos diferenciar entre diversas patologías que pueden tener una representación muy parecida, pero su origen y tratamiento distan de ser el mismo. Se trata de la disartria y la apraxia del habla.

Cuando hablamos de disartria, como ya se ha dicho en otros post, nos referimos a un trastorno motor del habla secundario a un daño del SNC o SNP y que se manifiesta en la dificultad para la ejecución motora de los movimientos realizados por la musculatura que participa en la producción oral.

La apraxia del habla, AH, ha sido definida como una alteración de la programación del habla, con dificultad para iniciar la palabra, articulación lenta y distorsión variable de los fonemas. Los pacientes intentan autocorregirse, muchas veces sin éxito. La articulación es mucho mejor en el habla automática que en la voluntaria.

En cambio, en las disartrias la distorsión articulatoria es invariable y no presentan disociación automática voluntaria.

Otra diferencia entre disartria y AH es que en la apraxia verbal se conservan la coordinación refleja y la fuerza muscular.

El interés de esta patología desde el campo de la Logopedia y el daño cerebral radica en su complejidad y comorbilidad con la afasia, sobre todo en las tipo Broca.

¿CUÁLES SON ALGUNOS DE LOS SÍNTOMAS O CARACTERÍSTICAS OBSERVABLES DE LA APRAXIA DEL HABLA?

  • La persona con apraxia del habla sabe qué palabras quiere utilizar, pero el cerebro tiene dificultad en coordinar los movimientos musculares necesarios para decir dichas palabras. Puede que diga algo completamente diferente, incluso palabras inventadas. Por ejemplo, la persona puede tratar de decir “chaqueta” pero lo que le sale es “tate” o incluso “cacheta”.
  • La persona puede reconocer el error y tratar de corregirlo, en ocasiones es capaz de rectificarlo, pero algunas veces dice algo completamente diferente. Esto puede ser muy frustrante para el hablante. Puede ser difícil entender a una persona con apraxia del habla.
  • La apraxia del habla puede ser leve o grave. La persona con apraxia puede: tener dificultad en imitar los sonidos del habla, tener dificultad en imitar movimientos no necesariamente relacionados con el habla (apraxia oral), como sacar la lengua realizar esfuerzos tentativos al tratar de producir los sonidos en casos graves, ser incapaz de producir sonido alguno cometer errores irregulares hablar a un ritmo lento conservar parcialmente la capacidad de producir el “lenguaje automático” (lenguaje de rutina), por ejemplo saludos como “Hola, ¿qué tal?”
  • La apraxia puede darse de manera simultánea con la disartria (debilidad muscular que afecta la producción del habla) o la afasia (dificultades del lenguaje relacionadas con lesiones neurológicas).
[table “9” not found /]
[table “10” not found /]

Es importante que el Logopeda sepa diferenciar cada una de estas patologías para llevar a cabo el diseño de un plan de tratamiento ajustado a las necesidades del paciente.

Si quieres más información sobre apraxia, disartria o afasia, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

2 Comentarios

  • ¡Qué buen post! He trabajado recientemente con personas con este tipo de patologías, por lo que agradezco mucho que me hayáis aclarado los términos y las diferencias entre ellas. ¡Gracias!
    Saludos.

  • javier dice:

    Muchas gracias, por explicarlo tan fácil la diferencias que existen entres estas diferentes y parecidas patologías, excelente articulo.

Responder