Bendito embarazo – Experiencias en primera persona

Nuestro paciente Óscar ha realizado este dibujo para ilustrar el símil del embarazo con su rehabilitación en Nisa Vinalopó

Durante un tiempo he crecido como un niño en el vientre de su madre .

El proceso de gestación, en este caso fue largo y no tengo mas que agradecimiento a la madre, que muy a mi pesar, me va a parir.

Duró mucho tiempo vuestro embarazo, 18 meses, por eso el agradecimiento es doble. Nos costó ensamblarnos, tanto al feto como al vientre, pero habéis hecho que se formaran mejores conexiones neuronales, mejores órganos, músculos y sobre todo mejores conexiones entre la cabeza y el corazón .
Y como cualquier niño al nacer, no sale riendo, si bien no lloro, me va a costar este desprendimiento, pero quiero que sepáis (Centro de daño cerebral Nisa Vinalopó) que igual me parís con vuestro color de ojos, vuestra nariz, con vuestro corazón, y sobre todo, al igual que a una madre, siempre os llevaré conmigo y sabré que de vosotros nací.

No veo oportunidad mejor para robarte esta frase :

`Para mi fue una suerte encontraros en mi camino,
no espero que recordéis cada día que pasamos juntos,
solo que disfruté de cada momento
y que cada vez que os alejéis de mi lado
tendré la sensación de que fue un momento
que valió la pena vivir,

GRACIAS ….´

Responder