Beneficios del uso de rutinas en trastornos del desarrollo

Los niños con trastornos del desarrollo presentan un cuadro clínico muy amplio que va a depender del trastorno o síndrome que presenten. Pero es cierto que existen varios rasgos comunes a la mayoría de ellos.

Los rasgos comunes que definen a la mayoría de los niños con trastornos del desarrollo son: déficit de atención, alteración de las funciones ejecutivas, dificultades para llevar a cabo una comunicación verbal funcional y una interacción social adecuada y alteraciones de la conducta.

Determinadas habilidades como la capacidad de anticipar, planificar y mostrar flexibilidad cognitiva, nos permiten adaptarnos a los cambios que pueden acontecer a diario. En los niños con trastornos del desarrollo estas capacidades suelen estar alteradas de manera que el día a día se hace más difícil de llevar a cabo, tanto para ellos como para sus familias.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA FACILITARLES EL DÍA A DÍA?

Establecer rutinas para suplir las dificultades de planificación, organizando el día completo desde que se levantan hasta que se van a la cama, con todas las actividades que se van a realizar en el día.

Recordarles durante el día qué actividad se va a llevar a cabo después de lo que estamos haciendo, dónde y con quién, así les ayudamos a anticipar qué va a pasar.

Evitar cambios de última hora en sus horarios o rutina. En los casos imposibles anticiparles siempre que se va a producir un cambio, así conseguiremos evitar rabietas y pataletas, recordad que tienen dificultades para mostrar flexibilidad y adaptarse a los cambios.

Mantener un entorno tranquilo, estructurado, y libre de sobreestimulación, que sea más predecible para el niño.

Pero esto se puede volver una tarea complicada cuando tenemos en cuenta sus dificultades para mantener la atención y para llevar a cabo una comunicación eficaz. Para compensar estas alteraciones podemos utilizar la vía de estimulación a la que generalmente responden mejor, la vía visual.

Podemos utilizar imágenes representativas de las actividades que se van a realizar y fotos de las personas con quien van a estar o los lugares a los que van a ir. Así les ayudamos a anticipar, con un rápido escaneo visual lo que va a ocurrir. Con estas imágenes y fotos podemos llevar a cabo calendarios visuales por días o semanas y agendas personalizadas que facilitan actuar al niño allá donde vaya.

Páginas como la del Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa (ARASAAC) nos facilitan llevar a cabo estas ayudas visuales mediante el uso de sus pictogramas y herramientas de trabajo. Aunque, existen otras fuentes donde encontrar este tipo de información.

Si estás interesado en los trastornos del desarrollo o en la comunicación aumentativa y alternativa, no dudes en contactar con nosotros.

Responder