Los cuadros afásicos tras el Daño Cerebral son observables en ambas lenguas en la totalidad de los casos que llegan a nuestros centros, pudiendo presentar alteraciones diferentes para cada una de ellas

“El lenguaje ha de sernos tan familiar como nuestra propia vivienda o nuestra propia casa, cuyas habitaciones no necesitamos utilizar constantemente: el sótano de la jerga, el lavadero del desbordamiento emocional y el recinto destinado a la instalación de la calefacción, que alberga la pasión, no los frecuentamos tanto como el comedor del lenguaje coloquial, la habitación de la conversación íntima y la salita de estar en la que hacemos vida social.
Lo mismo cabe decir de la buhardilla del lenguaje técnico y de la grandilocuencia,
así como de la habitación de invitados, en la que hablamos un lenguaje elevado repleto de extranjerismos.
Pero todas las habitaciones y todas las plantas de la casa del lenguaje deben resultarnos accesibles;
hemos de poder movernos en ellas con familiaridad y facilidad, incluso con la seguridad de un sonámbulo”.

Dietrich Schwanitz. La cultura: todo lo que hay que saber. Taurus, Madrid, 2003

Según la RAE el bilingüismo es el “uso habitual de dos lenguas en una misma región o por una misma persona”. En términos generales, cualquier nativo de la Comunidad Valenciana, donde se encuentran 3 de nuestras Unidades de Neurorehabilitación destinadas al trabajo con personas adultas (Servicio de Daño Cerebral Hospital Aguas Vivas, Servicio de Neurorehabilitación Hospital Valencia al Mar y el Centro de Daño Cerebral Nisa-Vinalopó) es capaz de comprender y hablar con cierta fluidez las dos lenguas que conviven en nuestra comunidad: valenciano y castellano.

Según Grosjean aproximadamente la mitad de la población mundial es bilingüe o multilingüe, no siendo necesario que el hablante presente el mismo conocimiento de todas las lenguas, además, los usos de cada una serán diferentes según el factor ambiental, el interlocutor, etc.

Hablando desde un enfoque logopédico, los cuadros afásicos tras el Daño Cerebral son observables en ambas lenguas en la totalidad de los casos que llegan a nuestros centros, pudiendo presentar alteraciones diferentes para cada una de ellas.

Existen tests como el TAB (Test de la Afasia para bilingües) de Michel Paradis, que evalúan el grado de afectación de cada una de las lenguas del paciente, para determinar en qué lengua se debe iniciar el tratamiento y si la terapia en una lengua tendrá efectos beneficiosos o perjudiciales sobre la otra.

Hemos realizado una tabla-resumen de los diversos patrones de afectación/recuperación de lenguas:

PATRÓN DE AFECTACIÓN / RECUPERACIÓN: DESCRIPCIÓN:
PARALELA:Igual grado de afectación para ambas lenguas.
DIFERENCIAL:Diferente grade de afectación entre las diversas lenguas.
SUCESIVA:Una lengua no se recupera hasta que la otra no esta restituida, al menos parcialmente.
SELECTIVA:Recuperación de una lengua más que la otra.
ANTAGONISTA:Una lengua mejora y la otra retrocede.
MIXTA:Existe mezcla entre las lenguas.

PRINCIPALES TRASTORNOS

Tras esta breve introducción sobre el complejo entramado que supone el conocimiento y tratamiento del lenguaje, pasaremos a nombrar los principales trastornos observados en pacientes bilingües con afasia que reciben tratamiento en nuestros centros y los factores a tener en cuenta durante el tratamiento.

  • Interferencias dinámicas: Intrusiones que tienen lugar de forma esporádica. Por ejemplo: el uso de palabras o estructuras sintácticas de la otra lengua.
  • Interferencias estáticas: Son aquellas que reflejan influencias permanentes de una lengua en otra. Por ejemplo: el acento valenciano es visible en cada interacción comunicativa en castellano.
    Alteraciones de traducción. Suelen presentarse en varias formas:

    • Incapacidad para traducir en ambas direcciones (de la materna a la segunda o viceversa).
    • Compulsión: Traducción de todo lo que ellos mismos dicen o de lo que dicen los demás (traducción sin comprensión).
    • Traducción paradójica: el paciente sólo es capaz de traducir de la lengua que hablan de forma más fluida a la menos fluida pero no a la inversa.
  • Mezcla de lenguas: los pacientes mezclan palabras de las distintas lenguas en una misma oración. Por ejemplo: Me gusta tomar zumo de “·poma” (manzana).
  • El cambio de lenguas: uso alternativo de un bilingüe de dos o más lenguas en la misma conversación (Milroy y Muysken). Por ej: Ayer por la tarde mientras veía la TV “me vaig prendre un suc de poma” (me tomé un zumo de manzana). Otros ejemplos serían: contestar a una pregunta o denominar un objeto en una lengua diferente de la que se ha utilizado para formular la pregunta; mezclar morfemas de distintas lenguas; la utilización del léxico de una lengua con la prosodia de la otra; la utilización del vocabulario de una lengua y la sintaxis de otra.

FACTORES A TENER EN CUENTA

Os dejamos un pequeño listado sobre algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de establecer el tratamiento de un paciente bilingüe con afasia (Pitres et Francés, 1985):

  • Las lenguas adquiridas durante la primera infancia son más resistentes a la afasia
  • El grado de automatización de una lengua influye positivamente en su recuperación
  • Los factores emocionales o afectivos pueden significar la perduración de una de las lenguas
  • La lengua más usada antes de la afasia es normalmente la primera en recuperarse
  • La autonomía funcional de las lenguas se correlaciona con el intervalo de aprendizaje entre la lengua materna y las otras lenguas
  • La escritura fonética prevalece sobre la no fonética
  • A mayor gravedad de la lesión se producirá una recuperación más selectiva
  • Variabilidad biológica individual
  • Factores ambientales
  • Evaluación e inicio temprano de la estimulación psicolingüística

Concluimos afirmando que la diferencia de afectación entre la lengua materna y la aprendida es levemente superior cuando se trata de esta última y que la frecuencia de uso de una lengua tiene una gran implicación en personas bilingües en relación con el cuadro afásico. Realizar una mención especial sobre el apoyo del medio familiar como uno de los factores que otorga mayor efectividad en el tratamiento.

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

BIBLIOGRAFÍA:

  • Almagro Cardenete, Yolanda. Estudio del componente léxico y morfosintáctico en pacientes afásicos bilingües del catalán y del castellano. Capítulo III: Afasia y bilingüismo. Univ. Rovira y Virgili.
  • E. Garayzábal Heinze, M. P. Otero Cabarcos. Psicolingüística, neurolingüística, logopedia y lingüística clínica: Juntos sí, pero no revieltos. Filología y Lingüística XXXI (1): 163-185, 2005 ISSN: 0377-628X.
  • http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-logo/bilinguismo_y_afasia.pdf
  • http://urjcvicalvaro.blogspot.es/1211528220/biling-ismo-y-afasia/
  • Alfredo Ardila,Eliane Ramos. Speech and Language Disorders in Bilinguals. Nova Science Publishers. 2007.
  • Paradis M. Bilingualism and aphasia. In: Whitaker H, Whitaker HA, editors. Studies in Neurolinguistics, 3. New York: Academic Press; 1977. p. 65—121. 6.
  • Paradis M. Bilingual and polyglot aphasia. In: Boller F, Grafman J, editors. Handbook of Neuropsychology, 2. New York: Elsevier Science Publishers; 1989. p. 117—40.
  • Martinell-Gispert-Saúch y col. Afasia en un políglota: descripción y evolución neuropsicológica. Rev Neurologia 1997.
  • Fabbro F. The Bilingual Brain: Bilingual Aphasia. Brain and Language. 2001; 79: 201-210.
  • B. González Calderón. Procesos cerebrales involucrados en personas bilingües con afasia: Una propuesta de intervención. Facultad de Psicologia. Universidad Nacional Autónoma de México.
  • M.I. Gómez-Ruiz. Aplicabilidad del test de afasia para bilingues de Michel Paradis a la poblacion catalano/castellano parlante. Dpto. de Personalidad, Evaluacion y Tratamiento psicologico UAB.
  • M.I. Gómez-Ruiz. Bilingüismo y cerebro: mito y realidad. Dpto. de Neurología, Hospital General de L’Hospitalet, Hospitalet de Llobregat, Barcelona, Espana. 2009 SEN. Elsevier España.
  • Serra M. Bilinguismo y patologia del lenguaje. Uv. Barcelona. Rev. Logopedia, fonoaudiologia, voI. IV, 1984.

Responder