Afasia: cuando la palabra falla

Imagen extraída de “lahuelladigital2.wordpress.com”

La afasia se entiende como pérdida, deterioro o disminución de la capacidad comunicativa previamente poseída como consecuencia de algún tipo de daño cerebral. Se caracteriza por la presencia de problemas en el lenguaje expresivo, en la comprensión, denominación, lectura y escritura.

La afasia provoca cambios en el estado psicológico e irremediablemente en las relaciones sociales y con el entorno. Es un trastorno que se instaura de forma brusca, lo que provoca que sea vivida como un impacto, algo incomprensible que se da de manera imprevista. La persona con afasia no tiene posibilidad de expresar sus pensamientos, sentimientos, dudas y angustias, por lo que se siente a menudo diferente y desvalorizado.

SINTOMATOLOGÍA AFÁSICA

A partir de la sintomatología expuesta a continuación incluiremos a los pacientes en un síndrome determinado, sin embargo no hay que olvidar que algunos pacientes presentan síntomas que no corresponden al síndrome en el que se encuadra su patología. Debido a la complejidad de nuestro cerebro no hay dos personas que compartan las mismas dificultades ante el lenguaje.

  • MUTISMO: Ausencia total de producción lingüística. En general es un fenómeno inicial o transitorio, pero puede permanecer en ciertas afasias motoras o globales.
  • ESTEREOTIPIA VERBAL: Consiste en la repetición de un único enunciado, provisto o no de significado, mientras el resto de recursos lingüísticos están ausentes (nononono; tatatatata; mañana si; hola; etc.).
  • REDUCCIÓN: Escasez de vocabulario, articulación pobre y esfuerzo articulatorio.
  • EXPRESIONES ECOLÁLICAS: Repeticiones automáticas de las palabras o frases pronunciadas por otra persona, sin añadir intención o sentido alguno.
  • ANOMIA: Dificultad en el acceso a las palabras.
  • AGRAMATISMO: Expresiones en las que están ausentes las palabras funcionales (preposiciones, pronombres, verbos auxiliares, etc.) e indicios de inflexión en tiempos verbales, persona y número (ayer bar café; ir campo mañana).
  • PERSEVERACIONES: Son repeticiones sucesivas de una palabra o respuesta previamente utilizada.
  • PARAFASIAS: Producciones no intencionadas de sílabas o palabras durante el habla (árbol-abol; flor-flora; tijeras-jijeras; casa-película; reina-corona; etc.).
  • NEOLOGISMOS: Elementos producidos sin esfuerzo articulatorio, que se emplean como palabras, pero no son palabras del idioma (bolígrafo-paricipito; pulgar-pecoli; reloj-pedrodino).
  • CIRCUNLOQUIOS: Rodeo de palabras para explicar algo que podría haberse dicho de manera más breve. Cuando no es posible la denominación se lleva a cabo una descripción detallada de la palabra buscada (Estoy buscando las… eso que sirve para ver mejor, las mías son negras, que tienen cristales…).
  • EXPRESIONES EXTRANJERAS: En bilingües o políglotas pueden aparecer confusiones y mezclas de idiomas (Ayer comí un muslo de chicken y de postre un apple).
  • PARAGRAMATISMO: Emisiones en las que aparecen palabras gramaticales como léxicales, pero empleadas erróneamente. Se da la confusión de tiempos verbales, género y preposiciones. (Él y la niña estuvieron para coger con galletas. El mamá está los platos cuando los seca y agua sin darse cuenta, se cayó, se cayó donde el suelo y el niño se tiene que está cayendo.).
  • JERGAFASIA: Lenguaje incomprensible en el que se emplean palabras que no tienen relación con la idea que se quiere explicar, parafasias y neologismos. (Esta chica y un chico han chocolates, el paricipito rompe la llave y se roba la silla).
En nuestros próximos posts profundizaremos en los distintos síndromes afásicos. !!Esperamos que os gusten y os resulten de utilidad!! Aquí os dejamos una parte del cortometraje titulado “La palabra enferma” de Esteban Requejo. Fue ganador del premio CREATIF al mejor guión sobre discapacidad en el FESTIVAL DE CINE DE PAMPLONA.

Sin Comentarios

Responder