Ejemplo de una agenda de un paciente con afasia

Agenda para afasia. Herramienta de terapia cognitiva en pacientes con daño cerebral

Como ya habéis podido leer en otros de nuestros post, la memoria es una capacidad cognitiva que nos permite codificar y almacenar información, para posteriormente recuperarla.

Tras sufrir un Daño Cerebral, esta función queda dañada, en la mayoría de los casos.  Las personas afectadas, presentan importantes dificultades para aprender y retener nueva información, aunque recuerden los acontecimientos previos a la lesión.Y la información que les proporcionemos debe ser clara, concreta y no excesiva; es recomendable un horario estructurado con los mínimos cambios ya que les ayudarán a aprender y recordar con mayor facilidad.

Por todo ello, necesitamos una serie de ayudas externas para compensar este déficit. Una de las herramientas más utiles son las agendas.

En las agendas se puede realizar un registro de todas las actividades realizadas durante el día, podemos anotar o registrar todo aquello que queremos recordar: citas médicas, cumpleaños, celebraciones, trámites que debamos realizar…;

Otra de sus posibilidades es que nos permite anticipar las posibles necesidades que me pueden surgir en relación a una tarea a realizar y dar solución a esas necesidades, como por ejemplo, si tengo visita con el Neurólogo, cómo voy a ir a la cita médica, quien me va a acompañar, qué documentación debo llevar, si he de preparar previamente algún informe…

El uso que le demos puede ser muy variado, podemos utilizarla para compensar nuestros déficit de memoria a corto o medio plazo o nos puede servir para planificar y anticipar acciones futuras.

Pasos a seguir para un correcto uso de la agenda

A continuación os explicamos algunos de ellos:

  • Es importante anotar todas las actividades realizadas a lo largo del día de manera concreta y completa.
  • Es necesario situar las actividades en el tiempo ¿a qué hora?; en espacio ¿Dónde estoy?; y en relación a las personas ¿Con quién estoy?; por último se anota la actividad realizada.
  • En el momento de anotar, la persona no debe intentar adivinar cuando no recuerde algo, debe preguntar a otro si fuera necesario para poder escribir datos fiables y verdaderos.
  • Es muy importante que se anoten las actividades tanto entre semana como los fines de semana.
  • Es conveniente al final del día, repasar con algún familiar todo lo realizado en la jornada.

A continuación os mostramos imágenes de algunas agendas:

Para más información sobre el uso de agendas o sobre otras herramientas de terapia cognitiva, no dudes en contactar con cualquier de nuestros centros de daño cerebral.

1 Comentario

Responder