Del coma a la recuperación de la conciencia

Diagrama de flujo de lesión cerebral y coma (Laureys, 2004)

 

Etimológicamente la palabra “conciencia” tiene su raíz en la palabra latina conscio, formado por la unión de cuns que significa “con” y scio que significa “conocimiento”. Por tanto, con el significado latino original ser consciente implica “compartir el conocimiento de algo con alguien más o con uno mismo”. En 1890 William James definió la “conciencia” como la capacidad de ser conscientes de nosotros mismos y del entorno.

La conciencia es un concepto multifacético de difícil definición, por lo que muchos y muy variados son los términos empleados cuando buscamos una definición precisa: vigilia, conocimiento, atención, percepción, emoción, mente, alerta, son algunos ejemplos de ello. Para comprender mejor sus varias acepciones en el lenguaje castellano contamos con una división conceptual importante, que es la diferencia entre los verbos “ser” y “estar”.

  •  “Estar consciente” se refiere a aquellos  estados relacionados con la regulación del ritmo sueño-vigilia y con el nivel de alerta o arousal. Conciencia en este sentido es lo que uno tiene cuando está despierto y lo que se pierde en el sueño profundo o bajo anestesia y que se recupera de nuevo al despertar
  • “Ser consciente”  está relacionado fundamentalmente con las capacidades cognitivas del individuo. Consiste en la capacidad de percibirse a uno mismo en términos relativamente objetivos, manteniendo un sentido de subjetividad.

BASES NEURALES DE LA CONCIENCIA

Existe así mismo una diferenciación neuroanatómica y neurofisiológica para estas dos acepciones del término conciencia, es decir, existen sistemas o mecanismos diferentes responsables del nivel de la conciencia (estar consciente) y del contenido de la conciencia (ser consciente).

El arousal o nivel de alerta se mantiene gracias a la acción de diversas poblaciones neuronales del tronco de encéfalo que proyectan directamente sobre el tálamo y neuronas corticales, es lo que conocemos como el Sistema de Activación Reticular Ascendente (SARA). Por tanto, una lesión en el tronco de encéfalo o en ambos hemisferios cerebrales puede causar un descenso o alteración del nivel de alerta. El contenido de la conciencia puede considerarse un sustrato sobre el que actúan los sistemas responsables del nivel de alerta. Parece depender de la integridad funcional del cortex cerebral y de sus conexiones subcorticales; y cada uno de sus múltiples componentes está localizado en regiones del cerebro definidas anatómicamente.

La consecuencia inmediata tras sufrir una lesión cerebral es una alteración de la conciencia (tanto de su nivel como de su contenido). Esta alteración del nivel de conciencia puede ser transitoria o permanente y en función de  la severidad y la extensión de las estructuras cerebrales afectadas podemos distinguir los siguientes estados: Muerte cerebral, Coma, Estado Vegetativo (EV) o Síndrome de Vigilia sin respuesta (SVSR), Estado de Mínima Conciencia (EMC) o Síndrome de Cautiverio (SC).

Aunque la mayoría de los pacientes que sufre una lesión cerebral aguda se recuperan del coma en los primeros días que siguen al daño, algunos pierden permanentemente toda función en el tronco de encéfalo (Muerte Cerebral), mientras que otros progresan a un “despertar no-consciente”, qué es lo que conocemos como Estado Vegetativo o Síndrome de Vigilia sin Respuesta (SVSR). Aquellos que recuperan la conciencia (total o parcialmente), progresan típicamente hacia diferentes estadios antes de recobrarla completamente como es el caso del Estado de Mínima Conciencia.

Alteraciones del nivel de conciencia

Una precisa y fiable valoración del nivel de alerta (arousal) y nivel de conciencia es de gran importancia para el diagnóstico, pronóstico y manejo de este tipo de pacientes.  Aunque la práctica clínica nos ha enseñado a identificar los cambios en la percepción que los pacientes con daño cerebral tienen de ellos mismos y de su entorno, son bastante frecuentes los diagnósticos erróneos de este tipo de pacientes. Las pruebas de neuroimagen funcional en pacientes con daño cerebral ofrecen información a cerca de la presencia, grado y localización de funciones cerebrales residuales. Aunque nunca podrán sustituir a la valoración clínica, el uso de valores normativos de la población puede ofrecer datos objetivos sobre la distribución regional de la actividad cerebral en reposo y bajo determinadas circunstancias. Así pruebas como el PET (Tomografía por Emisión de Positrones), la encefalografía magnética, EEG (Electroencefalograma) y la RMf (resonancia magnética funcional) pueden ayudarnos a aumentar nuestro conocimiento de los pacientes con daño cerebral.

En el Servicio de Neurorehabilitación de Hospitales Nisa somos especialistas en la valoración  y tratamiento de los pacientes  en Estado Vegetativo y Estado de Mínima Conciencia y contamos con una línea de investigación abierta cuyo objetivo es conocer mejor los cambios neurales que ocurren desde el estado de coma a la recuperación de la conciencia. Aquí os dejamos la referencia de nuestras últimas publicaciones al respecto y la guía FEDACE (Federación Española de Daño Cerebral) elaborada tras las Jornadas “Síndrome de Vigilia sin Respuesta” que los profesionales del Sevicio impartieron el pasado mes de Septiembre.

  •  Guía FEDACE sobre Daño Cerebral: “Síndrome de Vigilia sin Respuesta y Mínima Conciencia” (descargar pdf)
  • Noé E, Olaya J, Navarro MD, Noguera P, Colomer C, García-Panach J, Rivero S, Moliner B, Ferri J. “Behavioral Recovery in Disorders of Consciousness: A Prospective Study With the Spanish Version of the Coma Recovery Scale–Revised”. Arch Phys Med Rehabil. 2012 Jan 23 (abstract)
  • García-Panach J, Lull N, Lull JJ, Ferri J, Martinez P, Sopena C, Robles M, Chirivella J, Noé E. “A Voxel-based analysis of PDG-PET in traumatic brain injury: regional metabolism and relatioship between the thalamus and cortical areas”. Journal of Neurotrauma.  2011 Sep; 28(9):1707-17 (abstact)

 Si quieres conocer más información sobre tratamiento de pacientes en Estado Vegetativo, contacta con nosotros.

4 Comentarios

  • Sonia Campos dice:

    Me parece muy interesante recalcar la diferencia entre estar consciente y ser consciente, así como definir la palabra conciencia ya que es un término que solemos usar sin saber muy bien a que nos estamos refiriendo.
    Otra cosa que he aprendido aquí es que existen varios estados de perdida de conciencia tras un accidente en función de la zona cerebral afectada o del tiempo que dure esa perdida, por lo general los estados que todo el mundo conoce son el estado de muerte cerebral, estado de coma, que es sin duda el mas conocido, y el vegetativo, también hay quienes pueden pensar que estar en coma y estar vegetativo son lo mismo pero la diferencia entre uno y otro es que en el estado vegetativo estas despierto aunque no consciente.
    También tenía un concepto equivocado del tratamiento medico que tiene que seguir un paciente que tenga algún tipo de pérdida de conciencia pues yo pensaba que una vez que la pierdes si te quedas sin recuperarla pues no hay nada que hacer y en el caso de que la recuperes lo haces de forma natural sin ayuda y viendo esto pues he visto que hay que tener al paciente muy vigilado con una serie de pruebas cerebrales y poco a poco ese paciente se puede ir recuperando.

    Este es mi trabajo para CMC sobre comentar en un blog científico, Sonia Campos Cuadrado 1ºE nº2

  • martha trejo dice:

    Soy sobreviviente de un coma de 9 semanas me costo 1año 8 meses de recuperación aparte de dinero invertidos de terapias desgaste emocional de mi familia y amistades, anímicamente tenía un compromiso conmigo y con ellos gracias a que no me dejaron de estimular durante la estadía en el hospital me fue más ligero ponerme la meta a la recuperación, lo que pesó más fue estar para mi hijo que en ese entonces tenía 7años pues soy madre soltera de eso ya pasaron otros 7 años hoy tengo 40 mi hijo 14 han sido difíciles porque quede con secuelas que limitan un 40% mi desempeño físico por lo intelectual se me olvidan cosas de las más simples a las más complejas he aprendido a ser pasiente y a aceptar el reto de ser diferente por las circunstancias. Para los creyentes de las fuerzas supremas puedo constatar que cuando Dios quita también da a manos llenas siempre y cuando tengas fe y esperanza es cuestión de como ya lo dije pasiencia aceptacion y voluntad de parte de simismo apego a seguir viviendo a veces comprendo que no es nada fácil pero si despertamos fue para volver a nacer con otra oportunidad en nuestros nuevos pasos él nos pone ángeles disfrazados de personad para pasar los baches, gracias espero que mi comentario le ayude a alguien pues los milagros existen.

    • jesus lizcano dice:

      hola marta me parece muy positivo tu comentario, tengo un hermano que sufrio un paro cardiaco y afecto su cerebro.. se que todos los casos son diferentes pero en algun punto pueden relacionarcen o tener conexion, quisiera saber como puedo contactarte. gracias

  • Lady Arango dice:

    Martha Trejo, muchas gracias por tus palabras tan hermosas, ya que nos sirven de aliento para las personas que vivimos este dolor tan grande de tener una familiar en esta situación sumamente difícil. Es un gusto saber que existen personas que aún creen en los milagros.
    Mi novio se accidentó hace 9 años y se encuentra aún en coma, no ha presentado mucha mejoria y no puedo negar que muchas veces pierdo las esperanzas, por eso te quiero agradecer por este comentario que dejaste pues nos renueva la fe y la esperanza de creer que hay un Dios que todo lo ve y todo lo puede, y que para él nada es imposible.
    Muchísimas gracias y espero de todo corazón que tu recuperación sea cada vez mejor.

Responder