Disartria

Disartria

Hablaremos esta vez de un trastorno llamado disartria (del griego “dys”, que significa defecto y “arthron”, articulación) y hemos decidido, como veréis a lo largo del post, mostrar qué problemas abarca esta alteración de una manera diferente, más activa y cercana. Definiremos brevemente qué es la disartria, las características principales de los pacientes que la padecen y, qué hacemos desde el área de logopedia del Servicio de Neurorehabilitación para mejorar la calidad de su vida cotidiana.

La disartria es una afectación neurológica del sistema nervioso central y / o periférico que produce dificultades en la programación o la ejecución motora dando lugar a la presencia de alteraciones en el recorrido muscular, la fuerza, el tono, la velocidad y la precisión de los movimientos realizados por la musculatura de los mecanismos que participan en la producción (la respiración, la fonación, la articulación, la prosodia y la resonancia). La disartria no afecta al lenguaje sino únicamente a la calidad del habla.

Los grados y tipos de disartria son muy variados, desde una leve dificultad para hacerse entender hasta la incapacidad de hablar o anartria. En muchas ocasiones cursa con problemas de deglución a causa de la disfunción de la musculatura oro-facial.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL HABLA EN PACIENTES CON DISARTRIA:

Torpeza motriz generalizada con alteraciones en la coordinación y el control de los movimientos bucofaciales.
Alteraciones en el tono muscular de la zona bucofacial que dificultan la articulación de la palabra.
Trastorno respiratorio con falta de sincronía entre la respiración y la fonación, reducción de la capacidad vital y falta de fuerza espiratoria.

QUÉ HACEMOS EN EL ÁREA DE LOGOPEDIA PARA TRATAR LAS DISARTRIAS:

  • Enseñar al paciente a emplear técnicas de masticación o deglución seguras, de ser necesario.
  • Establecer un patrón correcto de respiración.
  • Establecer una buena coordinación entre respiración y fonación.
  • Favorecer el tono muscular bucofacial normal.
  • Favorecer la fuerza, movilidad y coordinación de lengua, labios, mandíbula, mejillas y boca.
  • Re-enseñar los puntos y el modo de articulación adecuado de los sonidos.
  • Conseguir una mejora de la voz, entonación, registro y ritmo.
  • Enseñar al paciente estrategias básicas de control del habla como las siguientes:
  • Que sea capaz de hablar lentamente, empleando frases cortas con estructuras sintácticas sencillas; tomando aire entre cada frase y haciendo pausas entre las oraciones para constatar que la persona que lo está escuchando le ha entendido.
  • Que hable más alto. El paciente ha de esforzarse por hablar más fuerte para permitir que el interlocutor le oiga mejor. Aunque tenga la sensación de que está chillando debe recordar que el oyente le entenderá mejor.
  • Técnicas de compensación: uso y aprendizaje de formas de comunicación aumentativa y alternativa en el caso de que fuera necesario .
  • Enseñar al paciente a controlar el ritmo: adoptar un ritmo de emisión mas lento y un marcaje mas nítido de las cadenas habladas (sílaba – palabra – frase)
  • Concienciar al paciente de que propicie un ambiente relajado y tranquilo durante la comunicación.

PAUTAS PARA FAMILIARES O AMIGOS DE PERSONAS CON DISARTRIA:

  • Pregúntele por el tema: conocer de qué va a hablar ayudará a completar la información que no pueda comprender.
  • Si no le ha entendido solicítele que hable de nuevo
  • Dígale lo que usted cree que dijo y anímele a repetirlo si no coincide con lo que él intentó decirle.
  • Pídale que lo diga de una manera diferente, usando otras palabras.
  • De ser necesario, pídale que hable articulando por sílabas para que usted pueda entender sus palabras.
  • Escuche cuidadosamente y deje que la persona termine. No intente hacer varias cosas a la vez que atiende a la conversación.
  • Sea paciente. Dele más tiempo para expresarse. No anticipe lo que el afectado quiere decir ni hable por él.
  • Siempre que sea posible, mírelo a los ojos al hablar.
  • Bríndele retro-alimentación positiva por su esfuerzo.

Si quieres más información sobre este tema no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Ahora os dejamos con la entrevista de Paco, uno de nuestros pacientes:

“Cuando le propusimos a Paco el reto de ser entrevistado aceptó sin dudarlo. Paco es paciente del Servicio de Neurorehabilitación del Hospital Valencia al Mar desde marzo de 2009. Es un ejemplo de superación y entereza para muchos y por eso pensamos que el video que van a ver a continuación puede ayudar a familiares, amigos y pacientes en esta situación a comprender un poco mejor qué es la disartria y cómo enfrentarse a ella”.

Imagen extraída de: http://ataxia-y-ataxicos.blogspot.com.es/2012/10/mi-voz-no-funciona-bien.html

2 Comentarios

  • silvia dice:

    En musicoterapia ,hay un amplio campo de trabajo con este tipo de problemática,dando apoyo al trabajo interdisciplinario ,se utilizan las técnicas de canto ,y percusión para mejorar la respiracion ,,articulacion ,la incorporacion del ritmo interno para mejorar las pausas y ritmos al emitir palabras . El tipo de terapia es bien aceptado por el paciente ,y paralelamente se trabaja la confianza ,inseguridad y frustración que le produce a la persona por ser consiente de la dificultad ,la musica en si cambia la disposición.
    Al utilizar otros recursos , el canto y los instrumentos de persecución se facilita la rehabilitación .

Responder