El abordaje de la terapia ocupacional en enfermedades degenerativas

Desde el Servicio de Neurorehabilitación hemos querido abrir una ventana a un tema poco usual, ya que las personas que sufren una enfermedad degenerativa también reciben un tratamiento multidisciplinar.

El inicio de la enfermedad se observa con los primeros síntomas, tras el diagnóstico y la evolución de la enfermedad, se observa una afectación global del área física, cognitiva, conductual, funcional, de la deglución y del lenguaje. Todos los profesionales, tras realizar la primera valoración, elaboramos un programa de intervención adaptado a cada usuario.

Conocemos las enfermedades degenerativas como afecciones generalmente crónicas, en la cual, la función o la estructura de los tejidos u órganos afectados empeoran con el transcurso del tiempo.

ENFERMEDADES DEGENERATIVAS

1.- La Esclerosis Múltiple es una enfermedad desmielinizante, dada la clara afectación de la sustancia blanca del cerebro y de la médula espinal y la extensa pérdida de mielina.

2.- La enfermedad de Huntington, se origina por la mutación del gen que codifica y altera una proteína llamada huntingtina, que produce la muerte de las células nerviosas en algunas áreas del cerebro.

3.- En la enfermedad de Parkinson, se observa una pérdida de células nerviosas de la sustancia negra con presencia de cuerpos de inclusión asociados.

Las deficiencias más frecuentes son motoras, sensitivas, de coordinación y resistencia muscular, esfinterianas, sexuales, cognitivas, psicológicas, del lenguaje, de la deglución y de los sentidos.

La repercusión de dichas limitaciones se observan en el desempeño de las Actividades de la Vida Diaria:

  • La persona no puede, a veces, alcanzar objetos para su higiene, vestido o alimentación
  • Aparecen problemas de equilibrio y debido a la reducida movilidad, tienen barreras para acceder al WC, bañera, o incluso, a la propia vivienda
  • Falta de precisión en los movimientos de las manos y dedos para cocinar, afeitarse o abotonar una camisa
  • La pérdida de sensibilidad, puede conllevar riesgos debido a la falta de percepción
  • Disminuye la autoestima que deriva en inactividad, apatía y aislamiento social

INTERVENCIÓN DE LA TERAPIA OCUPACIONAL

La intervención de la Terapia Ocupacional se plantea según el estadio de la enfermedad:

  • Recuperación: Conservar y recuperar, en lo posible las funciones y estructuras afectadas.
  • Compensación: Ofrecer estrategias alternativas para mantener la independencia cuando una función o estructura no puede recuperarse.
  • Adaptación: Asesorar y educar en el entrenamiento de las posibilidades funcionales de cada usuario.
  • Prevención: Evitar la aparición de nuevas limitaciones funcionales.

En los talleres de Terapia Ocupacional se realizan actividades en el miembro superior para conservar el rango de movimiento, la fuerza y las funciones sensoriales. También ejecutarán actividades para la coordinación y el temblor de las manos. Se entrenan las Actividades Básicas de la Vida Diaria y se les plantea nuevas estrategias para compensar los déficits. En algunos casos es necesario utilizar productos de apoyo por lo que a los usuarios y las familias se les asesora y entrena para su uso. Posteriormente, se evalúa el entorno por posibles barreras arquitectónicas que impidan la movilidad en el interior o exterior de la vivienda.

Se recomienda recibir un tratamiento rehabilitador multidisciplinar que permita mantener las capacidades funcionales y realizar un mejor desempeño ocupacional durante el mayor tiempo posible.

Para más información, no dudes en contactar con cualquiera de los centros de daño cerebral del Servicio de Neurorehabilitación de Hospitales Nisa.

Responder