El plan de actividades un objetivo más de la terapia ocupacional

En uno de los post publicados apenas hace un mes, se hablaba sobre la importancia de combatir la apatía, que queda unida a nosotros como una sombra, en aquellos pacientes con un daño cerebral adquirido.

En este post queremos profundizar sobre los planes de actividades como uno de los objetivos principales de la terapia ocupacional en aquellos usuarios que muestran desinterés, disminución de la motivación, no espontaneidad, falta de persistencia en las tareas.

El origen de los programas de actividades se remonta a principios de los años ochenta, cuando no existía documentación que orientara a los profesionales en el desarrollo de programas para personas con necesidades especiales.

Podemos diferenciar cuatro tipos de programas:

En este último programa nos centraremos.

Plan de actividades de un paciente de daño cerebral

La meta global de los planes de actividades es conseguir un máximo nivel de autonomía e independencia personal en el ámbito cotidiano y en el hogar, con el fin último de mejorar la calidad de vida del paciente, evitar la sobrecarga del cuidador y con todo esto completar un trabajo multidisciplinar que se realiza en el Servicio Neurorehabilitación.

PASOS A SEGUIR PARA IMPLANTAR UN PLAN DE ACTIVIDADES

  1. Reunión con los familiares donde se trata el tema de aquellas actividades que se hacen en casaActividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD)Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD)
  2. Estructurar y reorganizar ideas sobre si las actividades se hacen o no, debido a un problema de iniciación, o a la reeducación en la ejecución de las tareas
  3. Entrenamiento y adquisición de habilidades para realizar las actividades que se plantean como objetivo en el centro de rehabilitación
  4. Construcción de un registro de datos
  5. Concienciar y hacer responsables a la familia de evitar la sobreprotección
  6. Implantación del plan de actividades

En el desarrollo de todos estos pasos, el papel del terapeuta ocupacional es fundamental, tanto en el trabajo con el resto de los profesionales del equipo, como en el trabajo con el paciente y la familia.

El terapeuta debe formar al cuidador principal,  sobre aquello que se ha trabajado (ejemplo: vestido del lado parético).

Debe tener en cuenta el rol premórbido. Ejemplo: ella era peluquera, su lado afectado es el derecho (lado dominante) y presenta debilidad, por lo que tiende a hacer un cambio de dominancia. Deberíamos remarcar la importancia de utilizar ese brazo.

No olvidar las aficiones y hobbies antes de sufrir el daño y por último graduar las actividades por dificultad conforme se vayan logrando los objetivos.

Importante el papel fundamental de los familiares que deben tratar de animarles siempre con refuerzos positivos ante respuestas que le lleven a la independencia.

Con el plan de actividades se pretende conseguir que el usuario tenga una rutina diaria, mejorar su estado de ánimo y estimularle para facilitar respuestas positivas a la hora de iniciar sus actividades de la vida diaria.

Los planes de actividades preparan al usuario para vivir lo más autosuficiente posible con su familia y en la sociedad, con o sin supervisión, dependiendo de la afectación y conseguir la máxima calidad de vida.

Para ampliar información no dudes en contactar con nosotros.

 

1 Comentario

  • mary Romero dice:

    gracias por suis aportes y desinterés en compartir sus conocimientos en beneficio de los que sufren de necesidades especiales. De gracia dan, de gracia reciben. Es una forma importante de crear compromiso en los interesados para responder con ayuda desinteresada a la rehabilitación de los que nos necesitan. Gracias y bendiciones.

Responder