Representación de un paciente con afasia intentando comunicarse con un amigo o familiar

En post anteriores hemos hablado sobre la afasia (Cuando la palabra falla) y sobre los Principales síndromes afásicos. Y, en este post, vamos a ampliar la información sobre las estereotipias verbales en las afasias.

La ESTEREOTIPIA VERBAL supone el máximo grado de reducción lingüística. Consiste en un único enunciado (emisión de elementos silábicos, conjuntos de fonemas o palabras que el paciente produce repetidamente cada vez que intenta articular lenguaje) provisto o no de significado, mientras toda disponibilidad léxica ha desaparecido.

Aunque en principio, esta expresión sale con esfuerzo, pronto el paciente la emplea con total espontaneidad, hasta llegar a un punto en que toda pregunta, respuesta, petición… son contestadas y planteadas con esa expresión.

Cuando el paciente confiere una entonación a su expresión, la estereotipia adquiere un valor comunicativo.

En ocasiones la persona es consciente de que no está diciendo la palabra adecuada, pero se ve impedido para evitar volver a ese término. Ello produce gran frustración en la persona, ya que hasta las palabras más arraigadas o comunes (por ejemplo el nombre de un ser querido, o los días de la semana, etc) quedan obstaculizadas.

“La fijación permanente de una estereotipia indica la desestructuración profunda de los mecanismos psicolingüísticos y corresponde a una afasia muy grave (afasia global y afasia no-fluida mixta), en general, provocada por una lesión extensa. En otras ocasiones, las estereotipias pueden ser reversibles, gracias a la posibilidad de un control voluntario por parte del paciente y a la instauración de mecanismos neurolingüísticos útiles que conducen a la desaparición de las producciones estereotipadas” (Vendrell, 2001).

La SUPRESIÓN de la estereotipia no debe aplazarse

Debe eliminarse esa palabra “comodín”. Pero no siembre es fácil, ya que hay que contar con que la estereotipia funciona como sustituto de todo un vocabulario temporalmente perdido. Hay que intentar, desde el primer día, que se abandone esa expresión “viciada” o su uso puede hacerse irreversible.

En la rehabilitación logopédica existen diferentes programas terapéuticos (La terapia de Entonación Melódica, el Control Voluntario de Producciones Involuntarias…) que utilizan las capacidades preservadas dentro de la propia modalidad del habla para mejorar el habla proposicional.

La familia también juega un papel fundamental, por ello os recomendamos una serie de actividades para poder realizar con su familiar:

Toma de conciencia de la estereotipia e inhibirla mediante lenguaje gestual.

– Restablecer los gestos como sistema comunicativo.

Repetición de sílabas y palabras sencillas.

– Entonar canciones conocidas que le motiven.

– Trabajar la mímica facial.

– Usar sistemas alternativos de comunicación: libro de imágenes, tableros de comunicación, dibujo comunicativo,…

– Motivar y practicar el dibujo para demandar objetos, contar acontecimientos…

Si quieres más información sobre rehabilitación de la afasia, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

Bibliografía:

– Helm-Estabrooks, N., y Albert, M. L., (2005) Manual de la Afasia y de Terapia de la Afasia (2ª de.) Buenos Aire; Madrid: Panamericana.

– Vndrell, J.M. (2001) Las afasias: semiología y tipos clínicos. Revista de neurología, 32 (10), 980-986.

Guía de práctica para familiares daño cerebral adquirido

Responder