Fases del daño cerebral

Representación de las Fases del Daño Cerebral a través de una imagen de un puzzle

A lo largo de los diferentes post de nuestro blog, hemos ido viendo lo que es el Daño Cerebral, las secuelas que supone, y cómo tratarlas. Hemos visto también las patologías que causan Daño Cerebral, y diferentes estados (Síndrome de Vigilia sin Respuesta, Estado de Mínima Conciencia, Amnesia Postraumática, etc.) por separado. En este post, intentaremos esquematizar cuáles son las fases por las que va pasando un paciente que sufre Daño Cerebral, como un proceso dinámico, ya que la superación de cada una de ellas durante el proceso de rehabilitación es siempre el objetivo que nos planteamos los profesionales con nuestros pacientes, porque permite la adquisición de autonomía y, por tanto, la ganancia en calidad de vida.

La causa resultante del Daño Cerebral, ya sea ictus, traumatismo craneoencefálico, anoxia, tumor o infección, normalmente suele provocar una pérdida de conciencia en el paciente. Tras esta pérdida de conciencia, el paciente entra en un estado de coma. Este estado de coma se define porque los pacientes se encuentran con los ojos cerrados todo el tiempo y no responden al entorno. La salida del estado de coma viene marcada por la apertura ocular, es decir, en el momento en que el paciente abra los ojos, dependiendo de su pronóstico y gravedad del Daño Cerebral, pasará a una fase de Síndrome de Vigilia sin Respuesta, a un Estado de Mínima Conciencia o bien a un estado confusional.

¿Cómo podemos distinguirlos? En el Síndrome de Vigilia sin Respuesta, el paciente abre los ojos de manera espontánea y mantiene sus funciones vitales (respiración y función cardiovascular) sin ayudas externas. En el caso de que inicie respuestas con el medio, ya sea fijación visual, seguimiento con los ojos, retirada ante el dolor, llorar o reir ante estímulos familiares, lo catalogaremos en el Estado de Mínima Conciencia. Si supera esta fase, hablaremos de la entrada en un estado confusional, que será:

-si el origen es traumático: Amnesia Postraumática

-si el origen es otro, no traumático: Deterioro Cognitivo Severo

Ambas fases se caracterizan por la desorientación y la incoherencia en su discurso, en sus respuestas, etc, y casi siempre por alteraciones conductuales muy marcadas (agitación psicomotriz severa, apatía severa). Para que el paciente sea capaz de orientarse, lo primero será controlar bien la alteración conductual, como hemos visto a lo largo de varios post del blog, con medicación y con pautas conductuales. Si el paciente llega a orientarse, pasará a estar fuera de Amnesia Postraumática o fuera de Deterioro Cognitivo Severo.

Esto sería la evolución que seguiría un paciente que ha empezado en una fase de Síndrome de Vigilia sin Respuesta. Puede ser que un paciente, cuando despierta del coma, se encuentre directamente en un Estado de Mínima Conciencia o en un estado confusional. Por el estado confusional siempre se pasa, aunque a veces son tan cortos en el tiempo, que parece que no los hubieran vivido.

Si quieres obtener información más detallada sobre estas fases, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

Imagen de optimista.es 

Responder