Fisioterapia en el Paciente con Síndrome Cerebeloso

síndrome cerebeloso y cómo tratarlo en fisioterapia

El cerebelo es una región del encéfalo cuya función principal es de integrar las vías sensitivas y las vías motoras. Existe una gran cantidad de haces nerviosos que conectan el cerebelo con otras estructuras encefálicas y con la médula espinal. Integra toda la información recibida para precisar y controlar las órdenes que la corteza cerebral manda al aparato locomotor a través de las vías motoras

Entre las funciones del cerebelo encontramos la regulación del tono muscular, la modulación del acto motor, mantenimiento de la postura y el equilibrio, cordinación muscular, participa en el aprendizaje motor, además de ser encargado de la percepción visuo-espacial e intervenir en la fluencia y articulación del lenguaje y en algunos procesos cognitivos.

Un síndrome cerebeloso lo describiremos como un conjunto de signos y síntomas que sufrirá un paciente debidos a una lesión en el cerebelo. Las causas de este síndrome cerebeloso son diversas, pueden ser Vasculares (ictus), tumorales o traumáticas principalmente, hay otras menos comunes como infecciones, trastornos degenerativos, consumo tóxicos

MANIFESTACIONES

Hipotonía muscular generalizada o debilidad muscular global

Ataxia o incoordinación de los movimientos voluntarios: La alteración de la coordinación de los movimientos voluntarios que va a provocar movimientos exagerados y poco precisos, puede observarse también un retardo para iniciar una actividad o ser incapaz de finalizarla cuando requiere

Alteración del equilibrio y de la marcha: La alteración de la estática va a provocar una inestabilidad, esto va a obligar al paciente a separar los pies para sentirse seguro (aumentar base de sustentación. Al permanecer de pie y al andar su cuerpo presenta frecuentes oscilaciones. A diferencia de los trastornos vestibulares, estas alteraciones no se modifican al cerrar los ojos. La marcha es característica y se asemeja a la de un borracho (marcha de ebrio), titubeante, con los pies separados y desviándose hacia el lado de la lesión

Temblor intencional: Aparece al intentar realizar una acción concreta, suele ser evidente

Lenguaje escándido: difícil de comprender, lento, confuso y disártrico. El paciente no será capaz de articular correctamente las palabras debido a la falta de coordinación de la musculatura orofaríngea

Alteraciones visuales: Es muy típico la visión doble o diplopía que suele ser tratada con prismas o un parche. También común el nistagmus que consiste en sacudidas verticales u horizontales del ojo

Alteraciones cognitivas: problemas de atención, memoria,impulsividad etc.

FISIOTERAPIA EN SÍNDROME CEREBELOSO 

El tratamiento fisioterápico puede ser uno de los remedios, por no decir el único, para este tipo de pacientes.

Como en cualquier tipo de tratamiento rehabilitador, lo primero que tendremos que hacer es plantear cuales son los objetivos que queremos conseguir y marcar un camino a seguir para poder conseguirlos. A nivel general los objetivos que los fisioterapeutas nos plantearemos ante un paciente de este tipo serán los siguientes:

  • Mejorar la coordinación de los movimientos
  • Reinsertar automatismos funcionales
  • Reeducar el equilibrio
  • Reeducar la marcha
*Estos objetivos son una generalización cada paciente tendrá unos objetivos individuales y personalizados centrados en sus necesidades y capacidades, decir también que los objetivos son dinámicos e irán variando dependiendo de la evolución del paciente.

CONSEJOS BÁSICOS PARA TODO TIPO DE EJERCICIOS

  • Tranquilidad: no debemos precipitarnos en la realización de ejercicios, un paciente cerebeloso siempre va a tener la tendencia de acelrarse y nosotros debemos enseñarle a frenarse y estar tranquilo, si es consciente de sus movimientos aprenderá a controlarlos mejor.
  • Atención: debemos pedirle al paciente que permanezca concentrado siempre durante el ejercicio, evitaremos distracciones que puedan despistar al paciente y dificultar su aprendizaje.
  • Seguridad: este tipo de pacientes son muy propensos a sufrir caídas, debemos guiarles tanto en la realización de ejercicios como en las ayudas técnicas necesarias para su equilibrio. El profesional estará concentrado y evitará posturas o ejercicios que puedan suponer un riesgo para el paciente.

Para más información sobre el síndrome cerebelos, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

 

Responder