Sesión de fisioterapia neurológica

Cuando una persona sufre daño cerebral, adquirido o congénito, además de problemas cognitivos o de conducta, frecuentemente presenta  problemas físicos o alteraciones que  afectan al sistema sensorio- motor.

Las personas con daño cerebral pueden manifestar diversos problemas que además tienen gran repercusión funcional, como no poder incorporarse solos de la cama, mantenerse sentados por sí solos o mantenerse de pie.

Todas estas alteraciones que afectan a partes del cuerpo, tienen sin embargo la causa de su disfunción en el cerebro, por lo que el profesional encargado de tratarlas, el fisioterapeuta, debe estar familiarizado con esta patología tan concreta y abordarla desde la fisioterapia neurológica.

La fisioterapia neurológica es la parte de la fisioterapia que va encaminada al tratamiento de las alteraciones debidas a una afectación del sistema nervioso central o periférico.

La fisioterapia neurológica pone a disposición del paciente con daño cerebral, una serie de conocimientos dirigidos a mejorar, entre otros aspectos, la calidad y la eficacia de los movimientos, el control postural, mejorar la marcha, la estabilidad, reducir la espasticidad, los temblores, la fatiga y a la búsqueda de la autonomía, la independencia en la vida diaria y mejorar así la calidad de vida tanto del paciente como del familiar o cuidador.

Después de una evaluación encaminada a valorar las capacidades preservadas del paciente y sus dificultades, el fisioterapeuta neurológico, junto con el paciente y/o familia, establece una serie de objetivos a alcanzar con el tratamiento.

Tanto en la evaluación como en el abordaje terapéutico, el fisioterapeuta puede servirse de una o varias de las corrientes de fisioterapia neurológicas que hoy en día se vienen desarrollando. Algunas de ellas son el Concepto Bobath, Perfetti,  Kabat, Le Metayer, Vojta, Método Halliwick…, todas éstas técnicas específicas para el tratamiento de la patología neurológica.

El fisioterapeuta especializado en neurología busca, investiga y se actualiza. Debe conocer cómo y de dónde surge un movimiento, qué sistemas se activan, qué musculatura participa… y ser capaz de aplicar estos conocimientos a la realidad del paciente, para mejorar su calidad de vida.

En la fisioterapia neurológica no se puede perder de vista que el daño se encuentra en el sistema nervioso, y es sobre él sobre el que hay que actuar. Por ello la práctica clínica se debe fundamentar en los conocimientos actuales de neuroplasticidad, control motor y aprendizaje motor.

Desde el Servicio de Neurorrehabilitación de los Hospitales NISA trabajamos con estas premisas. Además de mantenernos al día en los conocimientos más actuales, somos pioneros en aplicar nuestro sistema de realidad virtual para la rehabilitación de las funciones físicas y cognitivas.

Dentro de la fisioterapia neurológica tienen una mención especial los niños… ¡Os hablaremos de ellos más adelante en otro post!

Mientras, para cualquier cosa que necesitéis, aquí estamos.

Sin Comentarios

Responder