Halliwick, una forma diferente de hacer fisioterapia

Imagen que representa la neurorehabilitación en agua

Fuente: Morguefile.

 

Debido a las múltiples ventajas que conlleva el trabajar dentro del agua, cada vez hay más centros que incorporan la terapia acuática al tratamiento rehabilitador del paciente.

¿QUÉ ES HALLIWICK?

El método Halliwick es una terapia en auge que se emplea en gran parte del mundo, es utilizado por fisioterapeutas de más de 50 países. Se trata de un programa de reaprendizaje motor en el agua, que consta de diez puntos o pautas, a partir de los cuales la persona va adquiriendo mayor soltura e independencia en ella para poder iniciar después natación u otras terapias.

En general las sesiones suelen durar entre 30 y 50 minutos, se realizan en grupos, entre una y tres veces a la semana, aunque también pueden ser individuales.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

En un principio fue creado por James McMillan en 1949, para enseñar a niños con discapacidad física a desenvolverse en el agua antes de iniciar natación. Aunque Halliwick se emplea principalmente en neurorehabiliación y pediatría, esta terapia de rehabilitación es aplicable a cualquier paciente que necesite fisioterapia, siempre que no esté contraindicado estar en el agua: desde afectaciones neurológicas, trastornos del equilibrio, afecciones traumatológicas, prevención de caídas, etc.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

  1. Halliwick emplea las propiedades físicas del agua, como por ejemplo la capacidad de flotabilidad del paciente en ella, para facilitar su movilidad.
  2. Se basa en las propiedades de hidrostática, hidrodinámica y termodinámica. Con este método la persona aprende a perder y recuperar el equilibrio, a mantener la postura, realiza movimientos que fuera del agua no es capaz o le son muy costosos.
  3. Además, cuando el paciente se introduce en la piscina, el contacto del cuerpo con el agua favorece la estimulación de los receptores de la piel mejorando su percepción corporal.

Pero no todos los beneficios de esta terapia son físicos, también se producen mejoras a nivel emocional. Los pacientes durante la terapia van adquiriendo mayor confianza en ellos mismos, experimentan nuevas sensaciones, mejoran su capacidad de concentración y autoestima, mejoran su capacidad de relacionarse con los demás y en muchas ocasiones al estar trabajando en grupo y en la piscina, el paciente se olvida de que está realizando rehabilitación ya que tiene la sensación de juego.

Esta técnica concentra todos los beneficios que lleva hacer fisioterapia, añadidos a la facilidad de movilidad dentro del agua.

Si quieres conocer más información sobre rehabilitación en el agua, te recomendamos que leas también nuestro post sobre Neurorrehabilitación en Piscina o que contactes con nuestro centro de Aguas Vivas.

Referencias:

  • M.ª L. Garcia-Giralda Bueno. El concepto Haliwick como base de la hidroterapia infantil. Fisioterapia 2002;24(3):160-164
  • Ángeles Blanco. Método Halliwick, una terapia acuática en auge. Diariomédico.com. 2010/02/25
  • Halliwick definición en Wikipedia, la enciclopedia libre.
  • Maria Dolores Mazoteras. Sandra Malgarejo. La rehabilitación acuática aporta importantes mejoras en pacientes neurológicos. neurología.publicacionmedica.com (15/03//2010, nº3. Artículo86)

Responder