La terapia HABIT incrementa la independencia manual mediante el impulso del uso de ambas manos en cooperación

Determinadas patologías, en las que el brazo se ve afectado, pueden hacer que los niños presenten déficits bimanuales debido al proceso de compensación con la extremidad no afectada. Estos déficits provocan que sea difícil realizar las tareas funcionales del día a día de forma efectiva y eficaz.

Para ellos es muy costoso y frustrante terminar una tarea que implique el uso de ambas manos. Para estos casos concretos, existe la terapia HABIT que es una forma de aprendizaje motor que se centra en enseñar a los niños con alteración del brazo a usar ambas manos conjuntamente para realizar sus tareas diarias.

Ésta terapia empieza a surgir en 2006, cuando Andrew Gordon y Jeanne Charles proponen un protocolo de entrenamiento funcional bimanual intensivo llamado Hand Arm Bimanual Intensive Therapy (HABIT).

El objetivo en HABIT es incrementar la independencia manual mediante el impulso del uso de ambas manos en cooperación, además de mejorar la coordinación bimanual a través de la práctica de tareas estructuradas, mediante el juego y actividades funcionales con ambas manos.

HABIT se basa en los principios del aprendizaje motor:

  • tarea específica,
  • tipos de práctica y feedback,
  • principios de neuroplasticidad y
  • usa la teoría de modelaje del comportamiento, es decir, se adaptan las actividades y van siendo graduales.

En este tipo de terapia intensiva no hay restricción de la mano sana. Por lo que la práctica es estructurada y va incrementando progresivamente la complejidad. Además de ser una terapia individualizada ya que las actividades elegidas están basadas en la necesidad de cada niño (tono muscular, movilidad articular, movimiento voluntario…) y su nivel de desarrollo.

Se ha demostrado que Habit es un método efectivo para enseñar a los niños con parálisis cerebral hemiplégica a integrar su extremidad afectada en las actividades diarias más frecuentes. Es una terapia complementaria a otros tratamientos realizados en la extremidad superior, se puede realizar durante períodos de tiempo más largos y repetirlo durante la niñez y la adolescencia. Los últimos estudios se centran en combinar las terapias de CIMT y HABIT, como abordaremos en posteriores posts.

Por último, comentar que en el programa domiciliario la implicación de los padres es extremadamente importante, se debe iniciar una rutina regular del uso de la mano afectada en el entorno del niño. En el caso del Servicio de NeuroRehabilitación, padres y cuidadores cuentan con el apoyo de los profesionales.

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

1 Comentario

  • Nuritza amaya dice:

    Gracias a Dios y a las terapias q a diario le realizan los fisiatras a mi bebe ya el integra su mano derecha a sus actividades q a diario realiza el mismo trata de meterse cosas en su manita. Tiene hemi derecha es un niño muy inteligente solo es cuestión de paciencia y mucha constancia nosotros tenemos q ayudarlos mucho en casa. Gracias…!

Responder