Para poder entender mejor el trastorno de la deglución denominado disfagia vamos a empezar por conocer la anatomía y fisiología de la deglución normal. La deglución es un proceso reflejo de inicio voluntario, que se desarrolla entre la boca y el estómago, en el que se coordinan el aparato respiratorio y digestivo y cuyas finalidades son la ingestión y la prevención de aspiración de la vía aérea.

Los objetivos de la deglución son: la eficacia y la seguridad. Es decir, cubrir los requerimientos calóricos necesarios en cada caso y evitar complicaciones respiratorias que pueden tener los pacientes con alguna enfermedad cerebral.

Las áreas anatómicas que participan en la deglución son: la cavidad oral (labios, dientes, paladar duro, paladar blando, mandíbula, suelo de la boca, lengua y los pilares del velo del paladar), la faringe, el esófago y la laringe  que impide la entrada de alimento en la vía aérea durante la deglución.

FASES DE LA DEGLUCIÓN

1. FASE ORAL

En la fase oral distinguimos una fase preparatoria en la que se manipula el alimento para obtener la consistencia necesaria para la deglución y una fase expulsiva en la que el bolo alimenticio es empujado hacia a atrás.

  • Fase preparatoria: Se llevan a cabo una serie de movimientos coordinados en la mandíbula y maxilar (que permiten la apertura de la boca), labios, lengua, mejillas y paladar blando (se desplaza hacia abajo y hacia delante en dirección a la base de la lengua impidiendo el paso prematuro del alimento a la faringe durante esta fase). Esta fase incluye la salivación, la masticación, el sellado labial (que evita la salida del alimento) y el trasporte oral. 
  • Fase expulsiva: El bolo es recogido por la lengua cuya parte media se eleva para presionar el bolo contra el paladar duro para desplazar el bolo hacia atrás. Esta fase finaliza cuando se dispara el reflejo deglutorio que en condiciones normales, su duración no sobrepasa un segundo o uno y medio.

2. FASE FARÍNGEA

Se inicia cuando se desencadena el reflejo deglutorio y el paso del bolo por la faringe. La fase faríngea la podemos desglosar en los siguientes pasos:

1) Cierre velofaríngeo. El velo del paladar se eleva para prevenir la entrada del alimento en la nariz.

2) Cierre laríngeo. La vía respiratoria es protegida al descender la epiglotis.


3) Elevación y desplazamiento anterior de la laringe para proteger la tráquea
4) Peristaltismo faríngeo
5) Relajación del esfínter esofágico superior para permitir que el bolo pase de la faringe al esófago

3. FASE ESOFÁGICA

El bolo es conducido desde la faringe al estómago a través del esófago.

En nuestros próximos post profundizaremos en el tema de la disfagia. Si deseas conocer más información sobre deglución y disfagia, no dudes en contactar con nosotros.

Imágenes extraídas de rad.desk.nl

 

Responder