Importancia de la lectura para nuestro cerebroFoto: Morguefile.

En el día internacional del libro queremos darle a la lectura la importancia que merece a todos los niveles y muy especialmente, como profesionales dedicados a la neurorrehabiltiación, a los enormes beneficios que supone para nuestro cerebro, el cual recordemos, para que goce de una buena salud, necesita que lo mantengamos activo, que lo ejercitemos, y la lectura es una de las actividades más idóneas para conseguirlo.

Sabemos que mientras estamos leyendo, nuestro cerebro está obligado a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a ejercitar la memoria y a imaginar, lo que permite mejorar nuestra capacidad intelectual estimulando las neuronas.

Numerosos estudios afirman que esta estimulación neuronal aumenta la reserva cognitiva del cerebro, algo que no solo nos beneficia a corto y medio plazo, sino que puede ayudarnos incluso como factor protector ante enfermedades neurodegenerativas. Se ha comprobado que cuanto mayor reserva cognitiva posee un individuo, mayor capacidad tiene su cerebro para compensar el daño cerebral generado por ciertas patologías.

Leer retarda y previene la pérdida de memoria, pudiendo retrasar la aparición de estas enfermedades.

No son pocas, ni insignificantes, las aportaciones que la lectura ofrece a nuestras neuronas, podríamos seguir enumerando las formas en las que nuestro cerebro se va nutriendo de esta enriquecedora experiencia. Pero hoy deseamos hacer hincapié en algo más:

1.- La lectura no solo puede beneficiar a aquellos que tienen adquirido este hábito, sino también a todas las personas a las que, de un modo u otro, se les acerca al maravilloso mundo de los libros si por ellos mismos no pueden realizarlo. Aquí hacemos referencia a los niños a los que podemos acercar a los libros desde bien pequeños. Así como también a aquellas personas que por dificultades neurológicas no han podido adquirir el proceso de lectura o han perdido estas capacidades que antes tenían.

2.- A todas las personas con dificultades podemos ofrecerles numerosos beneficios a través de la narración de un libro, y ellos como oyentes podrán beneficiarse de muchísimos aspectos, entre ellos: Su cerebro recibirá mensajes que integrará constantemente,  ayuda a  identificarse al oyente con las emociones que aparecen, al contarle una historia podemos lograr que entienda las cosas con más rapidez, que su cerebro trabaje con mayor certeza, se estimula su memoria y sus ganas de expresarse, desarrolla y amplía las capacidades de percepción y comprensión, estimula su sensibilidad, se amplia el vocabulario, mejora la capacidad de escucha y la  atención, elementos muy necesarias para un buen aprendizaje, produce un efecto tranquilizador y, entre muchas otras cosas, crea un momento de gran calidez y especial vínculo entre narrador y oyente.

Son tantos los beneficios que nos aporta la lectura que es en sí misma pura energía para nuestros cerebros.

¿Cuántas razones más necesitamos para ser fieles a los libros? No solo como lectores, recordemos, sino también como narradores para aquellos que por si mismo no pueden hacerlo.

Hoy, celebrando el día internacional del libro, recordamos como nuestro cerebro puede alimentarse de ellos pero además, también invitamos a todos a aquellos que no disfrutan diariamente de un libro, a que prueben a entregarse al placer de la lectura, un placer que nos estimula a todos lo niveles.

¡Todo el equipo del Servicio de Neurorehabilitación de Hospitales Nisa os desea un feliz día del Libro!

Responder