Las ayudas técnicas y ortesis: aliados en la rehabilitación infantil

Programa de marcha para daño cerebral infantil

¿Para qué utilizamos férulas y otras “ayudas técnicas”? Pero… ¿qué entendemos por “ayuda técnica” y qué es una ortesis o férula?

Se denomina ayuda técnica (AT) a todo producto (instrumento, equipo o sistema técnico) utilizado para prevenir, paliar o neutralizar una deficiencia o discapacidad. En términos genéricos, se trata de dispositivos interpuestos entre el niño y el medio que le permiten alcanzar determinadas tareas que quedarían fuera de su alcance sin estos dispositivos.

Se incluyen en este concepto las ayudas para la bipedestación, la marcha, los desplazamientos y las actividades básicas de la vida diaria (ABVD); es decir: bipedestadores, sillas de ruedas, muletas, andadores, adaptadores etc. Las ortesis formarían parte de este tipo de instrumentos, pero por su importancia y complejidad se suele tratar cómo concepto aislado.

Las ortesis son dispositivos externos que intentan dar a las extremidades o al raquis una forma conveniente con un objetivo funcional. Forman parte de las técnicas de tratamiento rehabilitador del paciente neurológico en general.

Se produce un beneficio mutuo entre las terapias físicas y el uso de ortesis, siendo ambas sumativas, no excluyentes. Permiten prolongar el tiempo de acción de otras terapias aplicadas. Una ortesis bien indicada y adaptada multiplica el tiempo de “terapia”, de información (input) que recibe el sistema nervioso central.

Clasificación según mecanismo de acción de las ortesis

A grandes rasgos, las fuerzas externas que aporta una ortesis tienen dos mecanismo de acción en relación a la función deseada:

  • Ortesis estática: su diseño va biomecanicamente destinado a corregir o contener una deformidad o debilidad, para mantener los rangos articulares y longitud muscular colocando la extremidad en una determinada posición.
  • Ortesis dinámica: se ajusta para facilitar el movimiento de la forma más correcta posible y obtener una máxima función.

Ayudas técnicas adaptativas para sedestación, bipedestación y marcha

Algunos de los instrumentos que empleamos habitualmente en Rehabilitación de niños con alteraciones del SNC:

  • Asiento pélvicos
  • Bipedestador de prono
  • Bipedestador de supino
  • Bipedestador corto standing o ministanding
  • Bipedestador tipo parapodium
  • Andador anterior
  • Andador posterior
  • Andador con o sin ruedas
  • Bastones canadienses
  • Bastones trípodes y cuadrúpodes
  • Sillas de ruedas-carro adaptado. Tipo según características del niño
  • La indicación debe tener en cuenta las características y pronóstico del niño y habitualmente se recomiendan ajustes personalizados posteriormente.

Objetivos. ¿Para qué usamos ortesis y otras ayudas técnicas?

A la hora de seleccionar el tipo de ortesis, es importante determinar si la empleamos con fines preventivos, terapéuticos o definitivos.
Los objetivos que se plantean incluyen:

  • Mantener o ampliar el recorrido articular, permitir la elongación de musculatura acortada y lograr la prevención de deformidades estructuradas
  • Proporcionar una alineación articular óptima y una estructura corporal adecuada
  • Control del tono muscular (espasticidad) y las desviaciones dependientes de él
  • Control del dolor, heridas cutáneas o atrapamientos provocados por grandes deformidades o espasticidad
  • Controlar el movimiento articular durante la actividad. Por ejemplo, control del tobillo durante la marcha, para mejorar el patrón, aumentar la seguridad y la eficacia de la misma
  • Aportar mayor autonomía en determinadas actividades básicas de la vida diaria
  • Fomentar el aprendizaje motor aportando información adecuada al sistema nervioso central
  • Mejorar el consumo energético durante los movimientos
  • Permitir o facilitar funciones como la bipedestación, la marcha o los desplazamientos

Adaptaciones para actividades básicas de la vida diaria

Podemos revisar muchas de las ayudas técnicas como herramientas para la autonomía para las ABVDs en el post: las ayudas técnicas como herramienta para la autonomía. Actividades Básicas de la Vida Diaria.

 

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

Responder