Localizadores personales y teleasistencia

teleasistencia

En este post queremos informaros de los localizadores personales y de la teleasistencia, tecnología sencilla al alcance de todos que ofrece tranquilidad y bienestar a familiares y pacientes y cuyo uso está cada vez más extendido.

LOCALIZADORES PERSONALES

En primer lugar, los localizadores personales GPS son dispositivos que permiten conocer la localización de personas, principalmente dirigido a aquellas que se encuentran en situación de discapacidad o dependencia y que a consecuencia de ello, pueden padecer algún episodio de desorientación en la calle.

Existen gran variedad de formatos que se adaptan a las circunstancias de cada persona: móvil, pulsera, reloj, colgante, petaca, etc.,. Estos dispositivos disponen de un localizador GPS que se conecta a internet mediante una tarjeta SIM que lleva incorporada.

El familiar a través de un teléfono móvil, smartphone u ordenador puede conectarse y ver en tiempo real donde se ubica su familiar.

Además de localizar a la persona, la mayoría de dispositivos detectan situaciones de riesgo, como la salida del área marcada, es decir, se puede establecer un radio concreto por el que la persona puede moverse sola o determinar zonas que pueden ser peligrosas. Al pasar dicho límite el dispositivo mandará un aviso al cuidador. Por otro lado, también informa si existen periodos de inactividad prolongados o aceleraciones bruscas (posible subida a un medio de transporte o caída), si la batería se encuentra baja o los recorridos que ha tomado la persona. Además, existe la posibilidad de llamada SOS que la persona con daño cerebral puede realizar directamente, en caso, de encontrarse en una situación difícil.

Estos dispositivos son comercializados por múltiples empresas y podemos adquirirlos a través de internet, farmacias, ortopedias e incluso algunas organizaciones del ámbito social lo ofrecen a precios asequibles.

TELEASISTENCIA

En segundo lugar, la teleasistencia domiciliaria fija es un servicio dirigido a personas con discapacidad o mayores que viven solas o para aquellas personas mayores que conviven con un familiar que por cualquier motivo no tiene capacidad de reacción en caso de urgencia, potenciando así la autonomia de las mismas y facilitando la integración en su entorno habitual.

Está formado por un botón integrado en un medallón colgante (también existen en formato reloj) que la persona debe llevar siempre consigo en el interior del domicilio. Se trata de un dispositivo manos libres conectado a una centralita disponible las 24 horas del día. La centralita se encarga de gestionar la urgencia, avisando a otros familiares o a los servicios de emergencia necesarios.

Por tanto, la persona que lo porta, únicamente debe accionar el botón en caso de urgencia. Para todo ello, es necesario disponer de teléfono fijo y que la persona beneficiaria disponga de condiciones para utilizarlo correctamente.

Además de lo anteriormente comentado, sirve para recordar citas importantes o la medicación, mitigar situaciones de soledad e incluso puede venir acompañado de otros dispostivos como: sensores de temperatura, humo, fuego, gas, inundaciones, detectores de pasividad o movilidad, de caídas, etc.

La teleasistencia domiciliaria se puede solicitar a través de servicios sociales municipales y también es uno de los servicios que ofrece la Ley de Dependencia. Así como, a través de empresas privadas u Organizaciones del ámbito social, como por ejemplo Cruz Roja.

 

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

 

 

 

 

 

Responder