Mi paso por un centro de Neurorrehabilitación

19 octubre, 2016 Accion Social 4 Comentarios
Paciente del Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Nisa Sevilla Aljarafe

Todo comienza el 5 de diciembre de 2013 cuando, a la salida del colegio, al subirme en un coche noto que no tengo fuerza, pierdo el pie, que no el conocimiento y me caigo.

Después de varios ingresos, en los que se barajó incluso la existencia de un tumor, mi deterioro iba en aumento. En marzo de 2014 me operan de un cavernoma pontomesencefálico, que había provocado un derrame cerebral, de muy mal pronóstico.

Cuando salgo de la UCI, después de un mes, permanecí en el hospital hasta mediados de junio del 2014. Mi proceso hospitalario duró medio año.

Mi nueva vida

Y ahora empieza una vida nueva, que te enfrenta a una rehabilitación, partiendo de una cota extremadamente baja.

Proceso de rehabilitación de una paciente del Servicio de Daño Cerebral de Hospitales Nisa Sevilla Aljarafe

Al comienzo de mi rehabilitación tenía una traqueotomía, llevaba un corsé, para sujetar la columna, no controlaba esfínteres y los cambios de la silla de ruedas a la cama eran con la ayuda de una grúa.

Al comienzo de mi rehabilitación tenía una traqueotomía, llevaba un corsé, para sujetar la columna

Me acondicionaron la casa para mí. Se puso un dormitorio en la planta baja, así como un nuevo cuarto de baño accesible. ¡Ah! Y el salón, mi querido salón, contaba como parte de su decoración con la silla de ruedas y la grúa. Tuvieron que retirar la mesa grande con sus seis sillas para dar cabida a las ayudas técnicas, que necesitaba. También quitaron una puerta de la cocina para que pudiera salir a la terraza.

¡Cuántas veces soñé que mi salón volvía a ser el de antes!

Proceso de rehabilitación

Asumí el proceso de rehabilitación, sabiendo que ya nunca serían las cosas iguales.

Necesitaba todas las terapias, integradas:

  • En logopedia, había que trabajar el proceso de la deglución, pues tuve un año una PEG (gastrostomía endoscópica percutánea). La traqueotomía retrasó mi rehabilitación del habla y, además, tuve paralizada una cuerda vocal, después de diez meses con él traqueostoma y una operación en la tráquea, reduciéndole tres centímetros para eliminar una estenósis. Todo esto sin olvidar los ejercicios respiratorios, omnipresentes en todo el proceso.
  • En terapia cognitiva tuve que poner en marcha las neuronas que me quedaban, que se quedaron un poco dormidas y tomar conciencia plena de la situación.
  • En terapia ocupacional, además de aprender destrezas de la vida cotidiana, como vestirse y asearse o escribir con mi mano izquierda, tenía que trabajar dedo a dedo mi mano derecha, con la que ahora escribo, para conseguir que fuera funcional.
  • En fisioterapia había que entrenar todo lo demás, que no era poco. Sostener el tronco después de sufrir el aplastamiento de varias vértebras, movilizar la parte derecha y espabilar la izquierda. Después aprender las transferencias de forma autónoma, los volteos en la cama, volver a incorporarme, recuperar la verticalidad y el equilibrio, para finalmente andar de nuevo. Andar primero en el gimnasio del hospital, después en casa y finamente en la calle, primero con un andador y, después, prescindiendo de él.

Centro de Neurorrehabilitación integral donde los profesionales van sobrados de vocación, profesionalidad, cariño y trato humano.

No es posible describir con palabras el placer que proporciona darte la vuelta en la cama (la tuya), cuando te apetece, comer usando tu boca, sentir el agua de tu ducha, ir sola al baño, vestirte, conquistar tu intimidad. Placeres cotidianos que valoramos cuando carecemos de ellos y que te exigen trabajar mucho para volver a conquistarlos.

Paciente del Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Nisa Sevilla Aljarafe

El resultado de este proceso es una persona con un alto grado de independencia, que puede dormir en su habitación, subiendo la escalera, puede desarrollar las actividades de la vida cotidiana y desempeñarlas en el exterior. Por el camino quedaron la independencia total, el desarrollo de mi profesión y una condición física óptima, pero en toda batalla se sufren bajas, lo importante es que acabó en victoria. Este recorrido vital, que a mí se me antoja largo, en términos relativos es corto y, sobre todo, satisfactorio contra todo pronóstico.

Paciente de daño cerebral adquirido rehabilitada en el Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Nisa

Una rehabilitación que ha sido posible por cinco factores principales:

  1. La inmensa ayuda y apoyo de toda mi FAMILIA, en especial mi marido. También mis hijos, mi hermana, mis cuñadas, una onda expansiva que llegó muy lejos. Sin ellos nunca hubiera llegado hasta aquí.
  2. Mi eterno agradecimiento a la osadía y profesionalidad del neurocirujano Don Fernando Durán Neira, que asumió una gran responsabilidad que culminó con éxito.
  3. UN CENTRO DE NEURORREHABILITACIÓN INTEGRAL (Hospital Nisa Sevilla Aljarafe), donde los profesionales van sobrados de vocación, profesionalidad, cariño y trato humano.
  4. MI INTERÉS, tenacidad y esfuerzo en el TRABAJO diario que es indispensable y debe hacerse con entusiasmo, alegría y positivismo, muy difícil en estos momentos, pero muy necesario.
  5. LA SUERTE, que a pesar de todos los obstáculos, siempre me ha acompañado.

Al contar todo esto, mi intención es animar, con sonrisa y esperanza a todas las familias que se vean envueltas en un proceso de daño cerebral, donde el enfermo es el centro del huracán, pero los vientos que lo acompañan barren a la familia al completo. Y a todas esas familias les deseo mucha suerte.

Ánimo, en los momentos delicados de la vida, hay que luchar hasta el infinito y mucho más.

4 Comentarios

  • Manuela dice:

    Muchas felicidades Maria,has demostrado ser un gran ejemplo para todos,resolviendo con fuerza todos los obstáculos y tirar para adelante con cariño y alegría.Que decir de tu familia ??
    Ellos habrán sufrido en silencio,pero a ti solo te han demostrado cariño ayudándote hasta el infinito cada día. Muchas felicidades para ellos
    Un fuerte abrazo

  • Juan Bta. Diaz dice:

    María: Siempte he sabido lo que vales, pero mis apreciaciones han sido súperadas con la descripción que haces en la evolución de tu enfermedad y sobre todo de tus cualidades humanas para supera todos los obstáculos.
    ! Te has merecido el marido y los hijos que teneis!
    Hojala que muchas personas con problemas piedad leer tus comentarios . Bautista

  • Joana Llordella dice:

    Felicidades. Hemos sido mucha gente que ha estado contigo. Sepas que nunca has estado sola. Un diez al personal sanotario, a ti i a tu familia, especialmente.

    “No pido mucho
    poder hablar sin cambiar la voz
    caminar sin tropezar
    hacer el amor sin que haya que pedir permiso
    escribir en un papel sin rayas.”

    O bien si parece demasiado
    escribir sin tener que cambiar la voz
    caminar sin rayas
    hablar sin que haya que pedir permiso
    hacer el amor sin muletas.

    O bien si parece demasiado
    hacer el amor sin que haya que cambiar la voz
    escribir sin muletas
    caminar sin que haya que pedir permiso
    hablar sin rayas.
    O bien si parece demasiado…”

  • Toñi García dice:

    María, eres única!!!. Enhorabuena por ser como eres!!!. Un abrazo enorme.

Responder