¿Puedo volver a montar en bicicleta? – Ciclismo Adaptado

Tras sufrir un daño cerebral podemos tener déficits cognitivos, motóricos y/o sensoriales que nos impidan volver a practicar una actividad deportiva en su forma original. Pero existe la posibilidad de practicar un deporte si es adaptándolo, en la forma de realizarlo o en el material utilizado.

Como ya explicamos en un post anterior, entendemos como deporte adaptado: aquella actividad físico-deportiva que puede sufrir algún tipo de modificación para que pueda ser practicada por personas con déficits físicos, cognitivos o sensoriales.

En este post nos vamos a centrar en el ciclismo adaptado. 

El ciclismo adaptado son todas y cada una de las diferentes formas en las que se puede adaptar una bicicleta o triciclo, para que una persona con algún tipo de discapacidad pueda realizar este deporte con la mayor comodidad y autonomía posible.

Déficits como tener poco control de tronco, problemas en el equilibrio, déficits en la movilidad de algunos de los miembros superiores e inferiores pueden dificultar el uso de la bicicleta.  Por eso, se han desarrollado diferentes adaptaciones que nos van a permitir volver a practicar este deporte. El uso de la bicicleta nos reporta beneficios tales como: mejorar las capacidades motrices, perceptivas, cognitivas, aumentar la autoestima y el autoconcepto; además de favorecer las relaciones sociales y mejorar la motivación para afrontar el proceso de rehabilitación.

La bicicleta es una herramienta que nos proporciona sensaciones de libertad y de movimiento que no podemos conseguir a través de nuestro propio cuerpo. Es una actividad lúdica que se puede practicar con familiares y amigos con o sin discapacidad.

Las adaptaciones realizadas sobre las bicicletas o la creación de bicicletas especiales para el uso de personas con algún tipo de discapacidad, tienen como objetivos facilitar la participación de la persona en la actividad, proteger de posibles lesiones y crear una actividad segura. Una actividad se disfruta cuando es segura y no provoca riesgos para el usuario.

¿Qué modelos de bicicletas podemos encontrar?

  • Bicicletas normales con adaptaciones: adaptaciones en el sillín, pedales, manillar…
  • El triciclo es un vehículo de 3 ruedas, normalmente una delantera y dos traseras, aunque existe también la opción de tener dos ruedas delanteras y una trasera. El triciclo proporciona una mayor estabilidad, mayor comodidad y facilita su manejo.
  • Handbike. Consiste en hacer ciclismo con una bicicleta que utiliza las manos, tanto para el manejo como para  la tracción. Para que esto sea posible los pedales se tienen que situar a la altura de las manos y los pies van colocados cómodamente en los reposapiés.El handbike tiene tres ruedas al igual que un triciclo, dos de las cuáles, están colocadas en la parte trasera ofreciendo más estabilidad.

Dentro de las Handbike podemos encontrar diferentes modelos:

– Stricker Handbike: Nos permite convertir nuestra silla de ruedas en un Handbike integrándole un dispositivo especial en la parte delantera, sin necesidad de realizar transferencias.

– Bicicletas diseñadas directamente para este uso: hay diferentes modelos. La elección de un modelo u otro se hará según el uso que se le vaya a dar, ya sea en ciudad o en exteriores. Se podrá elegir el tamaño de las ruedas, el radio de giro  y la inclinación.

Si nuestro familiar posee déficits cognitivos o sensoriales graves que no le permiten manejar una bicicleta de manera autónoma, existen sistemas que permiten a estas personas disfrutar de la bicicleta siendo ésta conducida por otra persona. Como por ejemplo, Mycah, un triciclo que en la parte trasera tiene un manillar anexo, conectado con el manillar principal lo que permite que el acompañante pueda dirigir la velocidad y los giros de la bicicleta.

¿Qué tipo de adaptaciones se pueden realizar tanto en bicicletas ordinarias como en triciclos?

Las adaptaciones siembre van a depender de las necesidades específicas de cada usuario.

Algunos ejemplos de adaptaciones son los siguientes:

  • Déficits en el control de tronco: si presentamos problemas con el control de tronco, por ejemplo se pueden realizar las siguientes adaptaciones en el asiento de la bicicleta y/o triciclo:

– Cambiar el asiento ordinario por uno más ancho, para tener más estabilidad en sedestación

– Añadir un respaldo al asiento que nos proporcione un apoyo. La altura del respaldo va a depender del déficit en el control de tronco que tengamos.

– También es posible colocar unos cinturones/controles laterales que eviten que la persona se desplace hacia los lados o hacia delante

– Añadir al respaldo un reposacabezas, si hubiera problemas con el control cefálico

  • Déficits en el agarre del manillar: si presentamos una limitación para poder agarrar el manillar de manera correcta, por ejemplo se pueden realizar las siguientes adaptaciones:

– Cambiar el manillar tradicional por otro sistema de sujeción alternativo que proporcione una mayor superficie de agarre y que permita colocar las manos en diferentes posiciones

– Colocar cinchas de sujeción que impidan que la mano se salga del manillar

– Manillares regulables en altura

– Déficits en la sujeción de los pies en los pedales

  • Déficits en el la sujeción de los pies en los pedales: si tenemos un pobre control sobre uno de nuestros miembros inferiores y nos es difícil mantenerlo sobre el pedal, se pueden realizar algunas adaptaciones para que el pie no se nos mueva o se escape de su sitio. Como por ejemplo, pueden colocarse cinchas o agarraderas que impidan al pie salirse del pedal.

– Problemas para la utilización de los frenos: si presentamos dificultad en la movilidad de alguna de las manos, podemos modificar la localización o el sistema de freno en la bicicleta.

– Problemas para la propulsión de la bicicleta: si tenemos problemas para mover la bicicleta, ya sea por debilidad muscular u otra causa, existen adaptaciones que facilitan su propulsión. Como por ejemplo, añadir un sistema de doble aro (duplica las revoluciones por minuto) o motor eléctrico.

Tras este largo recorrido hemos podido comprobar que es posible montar en bicicleta, pero que lo más importante para hacerlo es la motivación.

Para más información sobre deporte adaptado, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

Bibliografía

http://tecnologiaparaladiversidad.blogspot.com.es/p/adaptacion-bicicleta.html

www.adaptado.es

www.paralimpicos.es

www.areadaptada.org

www.laciudaddelasbicis.com

www.ceapat.es

http://www.spokesnmotion.com/

www.tambien.org

www.bicicleta.es

www.rodem.es

Responder