Logopedia

Imagen propiedad de http://infovariadas.blogspot.com.es

“Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación”
Proverbio árabe

La logopedia es la disciplina que engloba el estudio, prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana: alteraciones de la voz, de la audición, del habla, del lenguaje (oral, escrito, gestual); y de las funciones oro-faciales y deglutorias. La premisa principal del logopeda es rehabilitar, en la medida de lo posible, las funciones alteradas y, ayudándose de las preservadas, dotar al paciente de estrategias de uso de sus habilidades, intentando que aprenda a combinarlas de manera útil y funcional con vistas al manejo e interacción de estas durante la realización de las actividades de la vida diaria.

Las metas de un logopeda son muy dispares dependiendo de las dificultades del paciente: desde enseñar a un profesor a respirar y hablar correctamente para prevenir daños en sus cuerdas vocales, pasando por ayudar a un niño a pronunciar el fonema /r/; hasta enseñar a tragar a una persona con daño cerebral, o desde ayudar a afrontar los problemas de comunicación de una persona con afasia hasta conseguir que un niño sordo reconozca y clasifique los sonidos, etc.

En el Servicio de Neurorehabilitacion de los Hospitales Nisa realizamos las funciones de diagnóstico y tratamiento de todos aquellos trastornos causados por un daño cerebral sobrevenido.

ALTERACIONES FRENTE A LAS QUE ACTÚA UN LOGOPEDA

A continuación exponemos los principales déficits susceptibles de ser tratados logopédicamente por derivar de una lesion cerebral adquirida y que siempre serán tratados desde un enfoque multidisciplinar, apoyando la terapia del lenguaje con la rehabilitacion del paciente en cada una de las diferentes áreas de rehabilitacion cognitiva.

TRASTORNOS DEL LENGUAJE Y DE LA LECTO-ESCRITURA:

  • Afasia: Es un trastorno del lenguaje adquirido, tanto en su vertiente expresiva como en la comprensiva, que aparece como consecuencia de una lesión cerebral en una persona que ya había desarrollado la función lingüística.
  • Anomia: Trastorno del lenguaje que reduce la expresión oral. Dificultad de acceder al léxico, o nombrar las cosas por su nombre, similar a la sensación de “tener constantemente la palabra en la punta de la lengua”.
  • Alexia: Pérdida parcial o total de la capacidad lectora previamente adquirida resultante de una lesión cerebral.
  • Agrafia: Pérdida o alteración de la capacidad para producir lenguaje escrito, debido a una lesión cerebral adquirida.
  • Acalculia: Incapacidad para utilizar cifras y números así como para efectuar operaciones aritméticas.
  • Apraxia ideomotriz: Pérdida de la comprensión del uso de los objetos cotidianos, que se traduce en la realización de actos gestuales más o menos absurdos. Aparece una imposibilidad para adaptar los movimientos al objeto propuesto, aunque el individuo no esté afecto de paresia.

TRASTORNOS DEL HABLA:

  • Apraxia del habla: trastorno de la ejecución de los movimientos para el habla aprendidos y que no puede explicarse por debilidad, incoordinación o pérdida sensorial o por incomprensión o desatención de la orden.
  • Apraxia orofacial: Dificultad en controlar los órganos relacionados con la articulación (lengua, labios, mandíbula.. etc.) o de emitir sonidos simbólicos. Asociada a la afasia de Broca o Global. 
  • Anartria: Trastorno motor del lenguaje, caracterizado por una pérdida de la capacidad de articulación del lenguaje consecuente a una lesión cerebral. Se pierde la capacidad de poder movilizar voluntariamente los órganos fonadores: maxilares, labios, lengua, diafragma, músculos intercostales, laringe.
  • Disartria: Conjunto de trastornos motores del habla caracterizados por: debilidad muscular, incoordinación, lentitud o exceso de velocidad / tono en el movimiento de la musculatura implicada en la respiración, la fonación, la resonancia y la articulación, de origen neurológico. 

TRASTORNOS DE LA VOZ:

  • Disfonía: Es la alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades, intensidad, tono y timbre.

             – Hipertónicas o hiperquinéticas: exceso de tono a nivel de la musculatura intrínseca de la laringe.

             – Hipotónicas o hipoquinéticas: defecto de tono a nivel de la musculatura intrínseca de la laringe.

  • Hipofonía: Disminución en la intensidad de la voz de origen neurógeno.
  • Parálisis unilateral de cuerda vocal en abducción. 

TRASTORNOS DE LA DEGLUCIÓN:

  • Disfagia: Trastorno de la deglución caracterizado por una dificultad en la preparación del bolo alimenticio y/o en el desplazamiento de éste desde la cavidad oral hasta el estómago, con riesgos de atragantamiento y malnutrición, adquirido por trastorno neurológico (por traumatismo, ictus) o por avanzada edad (presbifagia). 

OTROS:

  • Patologías sindrómicas que implican problemas comunicativos y lingüísticos.
  • Estados de conciencia alterados que presentan problemas comunicativos (beneficiándose de un sistema aumentativo/alternativo de comunicacion) y/o de disfagia.

A lo largo de las próximas entradas explicaremos más detenidamente qué características principales conforman los trastornos enumerados, cómo se valoran y cómo podemos enfocar su rehabilitación.  Para acabar os dejamos con un vídeo elaborado por el Consejo General de Colegios de Logopedas que ilustra con total realismo el día a día de nuestra profesión.

Si quieres conocer más información sobre el uso de la logopedia en el daño cerebral, contacta con nosotros.

Sin Comentarios

Responder