Realidad Virtual como herramienta para abordar la heminegligencia en fisioterapia

Biotrak, alcance con manos

Como ya se comentó en el post “Medio plato de lentejas”, la heminegligencia es uno de los síntomas que tienen nuestros pacientes tras un daño cerebral, aplicándose a la falta de conocimiento que el paciente tiene de su propio cuerpo, sobre todo del lado opuesto al de la lesión cerebral; es como si se tratase de un fallo de atención hacia un lado del espacio, más frecuente al lado izquierdo. El grado de fallo de atención puede variar mucho de unos a otros y no siempre está relacionado con que el paciente pierda movilidad en ese lado.

Por norma general, cuando la heminegligencia aparece en la mitad derecha del cuerpo es menos severa y mejora más fácilmente, mostrando los pacientes sentimientos de ansiedad y depresión; en cambio cuando es izquierda, muestran indiferencia y negación de sus discapacidades (anosognosia) . En función de la gravedad de los síntomas el paciente puede desde no comerse la parte izquierda del plato, vestir solo la mitad izquierda de su cuerpo, golpearse contra diferentes objetos situados en su lado izquierdo, leer solo la mitad izquierda de las páginas o palabras de un libro, e incluso, en los casos más graves, los pacientes pueden negar que la parte izquierda de su cuerpo les pertenece.

Dibujos realizados por pacientes con heminegligencia tras sufrir daño cerebral

Por lo general, los pacientes con heminegligencia izquierda omiten elementos que hay a su izquierda al (A) copiar objetos simples, dibujar una cara del reloj (B) y cancelar de objetivos entre distractores (C). También tienden a desviarse hacia la derecha cuando se ordena dividir en dos una línea horizontal (D). Cuando se pide nombrar objetos en sus alrededores, tienden a nombrar solo los de la derecha. Las cruces en (E) marcan la ubicación de los objetos observados con respecto al paciente.

Haciendo referencia al post “Videoconsolas y realidad virtual aplicadas a la rehabilitación del DCA”, la Realidad virtual es una ciencia basada en el empleo de ordenadores y otros dispositivos, cuyo fin es producir una apariencia de realidad que permita al usuario tener la sensación de estar presente en ella. Se consigue mediante la generación por ordenador de un conjunto de imágenes que son contempladas por el usuario a través de una televisión.

Biotrak, alcance con pies

En el Servicio de Neurorehabilitación tenemos un amplio surtido de ejercicios en el programa para poder personalizar nuestro tratamiento con cada paciente. Por ejemplo, en el caso de querer conseguir más movilidad y más uso de una de las piernas, podríamos elegir el ejercicio que sale en la imagen 2, por lo que en la pantalla saldrán unos zapatos, simulando los pies del paciente, de forma que no se moverán a no ser que el paciente lo haga y deberá ir aplastando las plastilinas de colores a medida que le vayan apareciendo.

Otro ejercicio para trabajar los brazos y las manos, parecido al anterior, consiste en que el paciente deberá ir moviendo las manos con el fin de alcanzar los círculos que se van encendiendo de diferentes colores para apagarlos.

Al inducirle movimiento a una parte del cuerpo que ha sido relativamente ignorada debido al déficit de atención, (en este caso, la pierna o el brazo), aumenta la atención en esta parte descuidada, por lo que el paciente será más consciente de su pierna o su brazo y más propenso a realizar movimientos adicionales con él.

Nosotros, a la hora de trabajar con pacientes con heminegligencia, damos mucha importancia, no solo a la técnica en sí empleada para su tratamiento, sino también a la manera en la que se desarrolla, ya que debido a la falta  de información que recibe el paciente de ese lado de su cuerpo, es fundamental preparar el entorno y las herramientas de trabajo de forma que se estimule y se integre al máximo durante la realización de cualquier tipo de actividad.

El empleo de la realidad virtual como una de las herramientas utilizadas en fisioterapia ha sido muy eficaz hasta ahora por permitirnos abordar los trastornos motores causados por el daño cerebral, creando un espacio virtual pero al mismo tiempo real en el que el paciente es capaz situarse e identificarse en el espacio a través de la imagen que se visualiza en la pantalla, integrando indirectamente la parte del cuerpo a la que no le presta atención cuando está haciendo el ejercicio.

Teniendo en cuenta, que los procesos de rehabilitación de nuestros pacientes son largos, sin duda alguna, la Realidad virtual o Biotrak, nos permite disfrutar más de las sesiones dándole un toque de originalidad y distinción a los métodos tradicionales.

Si necesitas más información sobre realidad virtual aplicada a la rehabilitación de daño cerebral adquirido, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros del Servicio de Neurorrehabilitación.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. AzouviP, Samuel C, Louis-Dreyfus, Bernati T, Bartolomeo P, Beis J-M et al. Sensitivity of clinical and behavioural test of spatial neglet alter right hemisphere stroke. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2022;73: 160-66.
  2. Ogoutsova T, Korner-Bitensky N, Ptito A. Contribution of the superior colliculi to post-stroke unilateral spatial neglect and recovery. 2010; 48: 2407-16.

 

Responder