La atención es una de las funciones cognitivas superiores que más comúnmente se afecta tras sufrir una lesión cerebral. Requiere especial importancia durante el periodo de rehabilitación, ya que cuando se encuentra alterada puede interferir en el trabajo y recuperación del resto las funciones cognitivas superiores.

¿Cómo sé si mi familiar tiene problemas de atención?

En casa notaréis determinadas señales de alarma de que algo no va bien a nivel atencional y que los procesos atencionales puede que se encuentren alterados. Por ejemplo:

  • ¿Puede ver una película entera?
  • ¿Es capaz de leer el periódico o ver las noticias sin perderse?
  • ¿Puede mantener una conversación con una o varias personas?
  • ¿Se distrae fácilmente o no sabe por dónde iba?
  • ¿Puede tener una conversación mientras realiza alguna tarea cotidiana?
  • ¿Es capaz de “hacer 2 cosas a la vez“?
  • ¿Tarda más en realizar tareas en las que antes empleaba poco tiempo?

¿Por dónde comenzar?

Cuando la atención está muy afectada debemos comenzar por cosas aparentemente muy sencillas. ¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestro familiar en casa?:

  • Demandar periodos de atención muy cortos (no más de 15 minutos)
  • Respetar periodos de descanso (al menos cada 15 o 20 minutos)
  • Evitar la sobrestimulación (controlar el ambiente y los posibles distractores)
  • Demandar tareas básicas, con instrucciones cortas y muy sencillas (colaboración al poner la mesa, traer algo de la cocina, leer una noticia corta…).

Consejo sobre Atención de la Guía para Familiares de personas con Daño Cerebral del Servicio de Neurorehabilitación de Hospitales Nisa

Desde el área de Terapia Cognitiva

En nuestro post La Terapia Cognitiva como punto de partida diferenciamos los diferentes niveles o tipos de atención. Existen múltiples modelos teóricos que diferencian diversos tipos de atención, dentro de los cuales el más conocido es el ya clásico Modelo Clínico de la Atención de Sohlberg y Mateer (1987), donde los autores diferencian varios niveles atencionales (alerta, focalizada, sostenida, selectiva, dividida y alternante) y desarrollan un programa de intervención para la rehabilitación de la atención, el Attention Process Training (APT), en el que actualmente seguimos basando parte de nuestro programa de intervención para la atención.

En esta ocasión diferenciamos los procesos atencionales básicos de los procesos atencionales complejos. Dentro de los procesos atencionales básicos encontramos atención arousal, atención focalizada, atención sostenida y atención selectiva. En el caso de los procesos atencionales complejos nos referimos a atención dividida y alternante.

¿Qué hacemos desde el área de Terapia Cognitiva de nuestro Servicio para mejorar los procesos atencionales básicos?

  • Atención arousal: incrementar en nivel de alerta.
  • Atención focalizada: dirigir el foco atencional, mejorar la respuesta a órdenes sencillas y mejorar la respuesta a estimulación por diferentes canales sensoriales.
  • Atención sostenida: atender a un único estímulo durante un tiempo determinado, incrementar el tiempo que se mantiene atento al estímulo.
  • Atención selectiva: atender a un estímulo controlando los distractores.

A medida que los procesos atencionales básicos van mejorando utilizamos el mismo tipo de tarea pero aumentando el nivel de dificultad. Además poco a poco vamos combinando el lápiz y papel con tareas lúdicas y dinámicas y con tareas informatizadas.

El siguiente paso es comenzar a trabajar los procesos atencionales complejos (atención dividida y alternante).

¿Qué hacemos para mejorar los procesos atencionales complejos?

  • Atención alternante: mejorar la capacidad de cambiar el foco atencional de una tarea a otra.
  • Atención dividida: mejorar la capacidad de responder de manera simultánea a varios estímulos o tareas.

Por otro lado, en el Servicio de Neurorrehabilitación y Daño Cerebral de los Hospitales Nisa contamos con Sistemas de REALIDAD VIRTUAL para la Rehabilitación del Daño Cerebral. TEREHA es una plataforma integral de telerehabilitación motora, cognitiva y asistencia psicológica, mediante el uso de Tecnologías TIC e Interfaces Naturales para la Rehabilitación del Daño Cerebral.

TEREHA. Sistema de Realidad Virtual para la Rehabilitación del Daño Cerebral

Para el programa de rehabilitación cognitiva hemos desarrollado una mesa interactiva con tareas cognitivas en las que los pacientes trabajan todos los mecanismos atencionales anteriormente nombrados y algunos procesos más, como la rapidez en la respuesta, el manejo de la impulsividad y la resistencia a la fatiga.

El uso de las nuevas tecnologías combinado con los programas de rehabilitación clásicos de lápiz y papel permite mayor adherencia de los pacientes al tratamiento, ya que combina diferentes tipos de tarea y múltiples formas de trabajo, lo que hace que los pacientes estén más motivados durante el periodo de tratamiento.

Para más información sobre rehabilitación de la atención, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

REFERENCIAS:

  • Sohlberg, M.M. y Mateer, C.A. (1987). Effectiveness of an attention-training program. Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology, 9: 117-130.
  • Muñoz Céspedes, J.M. y Tirapu Ustárroz, J. (2008). Rehabilitación neuropsicológica. Madrid: Síntesis.
  • Daño Cerebral Adquirido: Guía práctica para familiares. Hospitales Nisa.

Responder