Retomando el placer de comer. Ayudas técnicas de alimentación útiles para pacientes de Daño Cerebral

Ayudas técnicas de alimentación

Comer es una actividad que tenemos tan integrada en nuestro día a día, que no somos conscientes de lo complicada que es, hasta que se complica…

A veces comemos rápido, casi sin darnos cuenta, otras en casa, otras en bares, solos, con amigos, en familia… Y es que comer es importante no sólo por la obvia necesidad fisiológica sino, también, por todo lo que rodea a alimentarse. Es uno de los primeros gestos de amor y cuidado de padres a hijos y es, en esta cultura, la forma de celebrar casi todo. Es por esto, que las limitaciones a la hora de alimentarse causan un impacto tan grande en nuestras vidas.

Llegado este punto es importante remarcar que en este post vamos a tratar el tema de la alimentación, definida por la AOTA (Asociación Americana de Terapia Ocupacional)  como “proceso de preparar, organizar y llevar el alimento (o líquido) del plato o taza/vaso a la boca” y no el de la deglución (tragar).

Cuando una persona sufre un daño cerebral, hay diversos síntomas que pueden afectar su grado de autonomía en la alimentación. Pueden ser déficits a nivel motor (como el temblor, la disminución de fuerza, la falta de movilidad…) o a nivel cognitivo (heminegligencia, déficit en la atención…)

Recuperar la autonomía en esta actividad es uno de los objetivos que se trabajan en Terapia Ocupacional, y para esto, además de la rehabilitación propia de los componentes motores y cognitivos, contamos también con Ayudas Técnicas (o Productos de Apoyo) que facilitan esta tarea.

A continuación hacemos una selección de las ayudas técnicas que nuestra práctica profesional nos ha demostrado, en general, más útiles:

Cubiertos

Cubiertos flexibles

Son cubiertos que tienen una sección más flexible, que permite doblar el cubierto. Son ideales para aquellas personas con menor movilidad en la muñeca, que tienen dificultad para dirigir el cubierto a la boca.

Cubiertos de goma

Se utilizan con aquellas personas, que debido al temblor y/o a la incoordinación, se pueden producir alguna lesión en los dientes o los labios con el cubierto.

Mangos

Mangos engrosados

Son idóneos para aquellas personas que por un motivo u otro (espasticidad, debilidad muscular…) tienen dificultad a la hora de realizar la prensión fina del cubierto.

Mangos con peso

Se utiliza en aquellas personas que tienen temblores distales (especialmente en la mano) para ayudarles a controlar el temblor

Mango con agarre metacarpofalángico

Está indicado para aquellas personas, que no tienen prensión palmar; pero que sí tienen movilidad a nivel de hombro y codo; pudiendo llevar el cubierto del plato a la boca.

Mango alargado

Para aquellas personas que tienen reducida la flexión de codo, no llegando su mano a la boca para comer.

Cuchillos

Cuchillo en L

Es un cuchillo que tiene el mango perpendicular a la hoja de cortar. Está indicado para personas que les cuesta la pronación del brazo (con la palma hacia abajo) y que hacen un agarre palmar

Cuchillos para cortar con una sola mano

Cuchillo basculante

Está indicado para personas hemipléjicas y con dificultad en la prensión.

Permite hacer una prensión en puño del cuchillo. Además, se realiza el corte por deslizamiento y balanceo, siendo realizable con una sola mano.

Cuchillo Nelson

Está especialmente indicado para personas con hemiplejia.

Su forma angular permite cortar con una mano con un movimiento de balanceo. Además el extremo del cuchillo tiene dientes, para poder utilizarlo como tenedor; de modo que evita el cambio constante de cubierto que precisa una persona con movilidad sólo en una mano.

Cuchitenedor

Se usa en personas con hemiplejia o con movilidad muy reducida en una mano.

Es un cubierto que combina unas tijeras para cortar con una sola mano, con un tenedor para poder prescindir del cambio constante de cubierto.

Platos

Platos con reborde y/o bordes para platos

Está recomendado para personas con hemiplejia, que sólo pueden mover una mano y no se pueden ayudar con la otra para recoger el alimento. El reborde de alguna manera, suple la ayuda prestada por la otra mano

Platos inclinados

Indicados para tomar sopas, purés, caldos…para aquellas personas que sólo tienen funcionalidad en una mano. La inclinación del plato suple la ayuda necesaria de la otra mano para inclinar el plato y apurar la ración de comida.

Antideslizantes

Es como un mantelito que se coloca debajo del plato y el vaso, y evita que estos se deslicen con los movimientos. Es especialmente útil para personas con hemiplejia, con temblor o con incoordinación de movimientos.

Vasos

Vasos para disfagia

Vasos con tetina

Son vasos que llevan una tapa con unos agujeros, para dosificar la salida de líquido. Se usan en algunas personas con disfagia (riesgo de atragantamiento).

Vasos con escotadura

Llevan un hueco para la nariz; de modo que en vez de levantar la cabeza, se puede levantar el vaso y mantener la barbilla abajo. Estos vasos están indicados para personas con disfagia (riesgo de atragantamiento) ya que permiten beber en la postura más segura para la deglución (con la barbilla hacia abajo).

Vasos con peso

Recomendados para personas con temblor.

Vasos ligeros

Para aquellas personas que tienen debilidad muscular.

Manipulación de alimentos

Tabla

Esta tabla está indicada para aquellas personas que han sufrido una hemiplejia, y sólo tienen funcioanalidad en una mano. Se parece a una tabla de cocina común, pero tiene diferentes sistemas de sujeción. Por una parte tiene pinchos y/o una palanca para poder sujetar los alimentos o utensilios a la tabla. Por otra parte, la tabla lleva unas ventosas en la parte inferior para facilitar la adhesión a la mesa.

Pelador

Es un pelador de los que se ha extendido su uso; pero es especialmente útil para aquellas personas que sólo tienen movilidad en una mano (acompañándolo de una tabla para cortar adaptada); y también para aquellas personas con disminución de la fuerza y/o movilidad reducida en la muñeca.

Rallador

Es un rallador de uso generalizado que se le ha añadido un sistema de fijación al recipiente y a la mesa, para poder ser usado sólo con una mano.

Además para aquellas personas que se les da bien la artesanía, algunas de estas Ayudas Técnicas se pueden elaborar de una manera muy sencilla. A partir de ahora nos referiremos a estas, como ayudas artesanales

Tabla de cortar

Materiales: Tabla común de cortar, 9 clavos de material antioxidante, ventosas, tornillos.

Modo: En la tabla se clavan los clavos de material antioxidante de modo que sobresalgan por una cara (donde se pondrá la fruta o verdura). Por la otra cara se atornillan las ventosas para sujetar la tabla a la mesa o al plato.

Plato adaptado

Materiales: Tupperware, rotulador, tijeras, lija, silicona.

Modo: Con el rotulador, se marca en el recipiente del tupperware una semielipse. Se recorta por la marca. Se lija el borde para evitar que quede rugoso o punzante. La tapa del tupperware se pone bocaabajo, bajo del recipiente, y se unen con silicona.

Vaso con escotadura

Materiales: Vaso de plástico duro, rotulador, tijeras, lija.

Modo: En el vaso se marca con un rotulador por dónde se va a recortar el vaso, en función de la persona. Se corta con las tijeras. Y  finalmente se lija para evitar un borde rugoso que pueda arañar la cara o la nariz.

Engrosador de cubierto

OPCIÓN A

Materiales: Puño de bici, silicona, cubierto.

Modo: En un puño de bici de plástico duro se pone el mango del cubierto que queremos engrosar. En el hueco que queda entre el cubierto y el puño de bici se le pone silicona caliente líquida con una pistola de silicona. Se deja enfriar.

OPCIÓN B

Materiales: Coquilla (material de gomaespuma que se compra en ferreterías), cubierto.

Modo: La coquilla es un material de gomaespuma, con forma de tubo que sirve para proteger tubos. Al tener forma de cilindro, la adaptación es tan simple como encontrar un cubierto cuyo mango se ajuste al diámetro del hueco de la coquilla; e introducir el cubierto en la coquilla.

Mango con agarre metacarpofalángico

OPCIÓN A

Materiales: Velcro, silicona, cubierto.

Modo: Al velcro se le pega el cubierto con silicona. Luego es importante pegar los velcros de modo que cuadren para envolver la mano a nivel de la articulación metacarpofalángica (donde empiezan los dedos)

OPCIÓN B

Materiales: asa de garrafa de plástico duro, tijeras, silicona, cubierto

Modo: Se recorta el asa de la garrafa de plástico. Se introduce el mango del cubierto en el hueco del asa de la garrafa. Se rellena el espacio entre el cubierto y el hueco del asa con silicona.

Por último puntualizar, que que el objetivo de este post es dar una información de carácter divulgativo, pero que lo ideal es que la persona y la tarea sean evaluadas y analizadas por un Terapeuta Ocupacional, que pueda asesorar al respecto.

Si quieres que te contemos más ayudas artesanales o profundizar en ayudas técnicas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

14 Comentarios

  • Maria Luisa Rico Saurenhaus dice:

    Buenos Días! Soy Marisa Fisioterapeuta, quería felicitaros por todos los utensilios que seguro van a ser tan beneficiosos en pacientes con cualquier tipo de discapacidad en la realización de las actividades del día a día. Por todas vuestras publicaciones siempre tan interesantes y prácticas.para nosotros como profesionales, por compartir vuestros conocimientos de una manera tan desinteresada para enseñarnos a ser mejores profesionales y ofrecer a nuestros pacientes soluciones en sus tareas gracias a vosotros. Aprovechar también para felicitaros como personal sanitario y como equipo de profesionales de la salud. Gracias por regalar VIDA. Sois los mejores y siempre lo seréis ya que formais un equipo grandioso en todos los aspectos Ni que decir tiene que si necesitáis una Fisioterapeuta que adora su trabajo, para mí sería un lujo poder trabajar con vosotros. Un sueño hecho realidad. Felicidades sois admirables como profesionales y como seres humanos. Un Abrazo!

    • María Luisa, muchísimas gracias a ti por este comentario. Estas opiniones son las que nos hacen seguir como hasta ahora. De hecho, si te tuviéramos físicamente presente ya te habríamos un gran abrazo 😉 GRACIAS

  • Giselle dice:

    Les felicito por ser tan compartidos y hacer los post tan explícitos, recién comienzo a estudiar “atención a Adulto Mayor” y veo muchas cosas que me sirven para ayudar a dar mejor calidad de vida.. Un gran abrazo y que Mi Dios los bendiga.

  • Vecki dice:

    Hola,

    Articulo interesante aunque me gustaría comentar que “productos de apoyo” sustituye al término “ayudas técnicas” ya desde la última versión de la norma ISO en 2007.

    Saludos.

    • Totalmente cierta tu puntualización Vecki. Cuando llevas mucho tiempo denominando las cosas de una forma, es difícil cambiar su nomenclatura. Por eso nos gusta compartir con vosotros, porque siempre son enriquecedores los comentarios. Un saludo de todo el equipo de terapia ocupacional de NeuroRHB.

  • vanesa dominguez dice:

    Realmente muy interesante,si tienen mas articulo relacionados con este tema de las configuración de apoyos ,y los podrían enviar al mail se los voy a agradecer…

  • noelia dice:

    Los Felicito!!

  • Lorena dice:

    Les agradezco mucho por compartir este tipo de información tan valiosa y que aporta útilmente al desarrollo en el mejoramiento del bienestar de la salud.

    Muchas bendiciones

  • Pía dice:

    Hola! soy estudiante de kinesiología y esto me ha sido muy útil.
    Muchas gracias y los felicito!! excelente inciativa

  • LUCIA MADRID dice:

    BUENAS TARDES MUY BUEN ARTÍCULO, TRABAJO CON ADULTOS MAYORES

  • Diana Patricia Salcedo dice:

    Soy Logopeda y una de mis áreas de especialización es la rehabilitación de la Disfagia. Y este artículo sobre productos de apoyo es muy interesante. Muchos de ellos son esenciales en mi trabajo diario. Felicitaciones por este gran trabajo.

Responder