Terapia asistida con Animales y Daño Cerebral

Terapia con animales con pacientes de daño cerebral de hospitales Nisa

Terapia Asistida con Animales para pacientes con Daño Cerebral

Gracias al Servicio de Neurorehabilitación de los Hospitales Nisa y a la Fundación Hospitales Nisa, hace un par de años, se ofreció la posibilidad a algunos pacientes con Daño Cerebral de conocer y disfrutar “La terapia asistida con animales”, con la colaboración de la Asociación de Terapias Asistidas con animales.

Entre los posibles usuarios a los que va dirigida se incluyen los que han sufrido un daño cerebral (DCA): traumatismos craneoencefálicos (TCE), accidentes cerebrovasculares (ACV), dificultades de procesamiento sensorial, trastornos de conducta-control de impulsos y agresividad, trastornos del estado de ánimo- inseguridad-autoestima y ansiedad etc.

La terapia asistida con animales es un complemento terapéutico cuyos posibles beneficios son: el vínculo con el animal y las relaciones de afecto que se establecen, la responsabilidad de su cuidado, la estimulación cognitiva, sensorial y física y la activación del sistema límbico relacionado con la alerta, atención y motivación generada por la actividad.

Se aborda de la forma más personalizada e individualizada, atendiendo las necesidades de cada usuario las cuales, marcan los objetivos a trabajar. Como:

Aumentar la autoestima y potenciar la competencia social.

– Proporcionar motivación.

– Favorecer la sensación de seguridad.

– Proporcionar autocontrol.

– Mejorar la comunicación no verbal.

– Proporcionar aptitudes para la socialización.

– Optimizar la atención y la percepción en tanto estimulan el tacto, el oído y la vista añadiendo continuamente nuevos estímulos a su medio.

– Favorece el desarrollo psicomotor.

– Proporcionar un entrenamiento para la responsabilidad.

– Facilitar el desarrollo de la empatía.
Los animales elegidos para realizar este tipo de terapia son: los perros, los gatos, caballos y delfines.

Las terapias más utilizadas són:

TERAPIAS ECUESTRES: La hipoterapia. Es una modalidad de intervención terapéutica en la que el caballo es parte integrante de un proceso de rehabilitación, de reeducación, de integración y/o de socialización de una persona..

TERAPIA ASISTIDA CON PERROS: Es una modalidad terapéutica dirigida a la consecución de determinados objetivos, y diseñada por un equipo de profesionales sociosanitarios y educativos, expertos en el manejo del animal, que utiliza al perro y los diferentes entornos para favorecer la calidad de vida de la persona en todas sus dimensiones.

Mediante el feed-fack con los usuarios de nuestro Servicio, nos cuentan que sus impresiones al finalizar las sesiones, es que han obtenido beneficios en diferentes áreas aunque, sobre todo:

– Han mejorado su autoestima y la confianza en ellos mismos.

– Han mejorado la capacidad de prestar atención y la memoria.

– Muchos han mejorado la comunicación verbal y su vocabulario.

– Han fortalecido la musculatura y han mejorado el equilibrio y la coordinación.

– Han disfrutado aprendiendo a cuidar de los animales, dentro de sus posibilidades.

– Se han relacionado con personas diferentes de las de su entorno habitual, creando relaciones de amistad con profesionales y compañeros y desarrollando el amor y el respeto hacia el animal.

Incluso, un paciente después de finalizar las sesiones asignadas, nos escribió esto:
“- Muchas gracias. Me ha ido muy bien y he disfrutado muchísimo. Espero que la próxima vez que tengáis ayuda, me tengáis en cuenta. Un fuerte abrazo y otra vez, gracias.”

Algunos de los pacientes que aún asisten a rehabilitación, incluso algunos los que ya no acuden, continúan realizando este complemento terapéutico. Si necesitas más información sobre la terapia asistida con animales, no dudes en contactar con nosotros.

Imagen:

Imagen tomada en la Asociación de Profesionales de Terapias con Caballos http://www.aptcc.es/

Sin Comentarios

  • Buenas tardes! Paseando por el blog acabé encontrando esta entrada. Soy fisioterapeuta y trabajo desde hace 5 años en la Asociación Equitación Positiva.

    En el caso de la hipoterapia y al igual que el Lokomat, que reproduce una marcha normalizada y a través de repetición y usando la memoria procedimental se integra el movimiento, con el caballo ocurre lo mismo. Si colocamos al paciente con una postura pélvica neutra, con un apoyo adecuado sobre los isquiones y el caballo que usamos tiene el paso terapeútico (no vale cualquier caballo, ni cualquier paso, ni cualquier velocidad… pero no voy a entrar ahora en ello) a través del raquis del usuario aparecen desequilibrios que se corresponden con los desequilibrios que ocurren durante una marcha normalizada: la pelvis se mueve tridimensionalmente, al igual que durante la marcha y ascendentemente nos encontramos con que ocurre lo mismo, incluso la disociación de cinturas pélvica y escapular.

    Ahora bien, podemos usar al caballo también pie a tierra. En un entorno normalizado, sin batas blancas ni camillas, podemos conseguir objetivos similares a los que encontraríamos en una sala si somos capaces de trasladar los conocimientos. Si coloco a un paciente con la base de sustentación adecuada, coloco su pelvis y le pido que vaya a cepillar las crines, y luego la grupa, estamos trasladando el centro de gravedad de un miembro inferior a otro, rotación de tronco…

    Esto desde el área de fisioterapia (muy muy muy resumido claro), En función de cada profesional, se pueden conseguir objetivos muy distintos (he visto que básicamente el texto se refiere al ámbito psicopedagógico)

    Un saludo muy grande!

Responder