dependencia

Con este manifiesto, FEDACE, la Federación Española de Daño Cerebral, reclama una vida digna para todas aquellas personas que han sufrido un daño cerebral adquirido. Según la estadística de la Federación, un 45% de las personas con Daño Cerebral presentan un nivel de dependencia grave o total, por alteraciones en la conciencia, en la movilidad, en la comunicación, o bien por el deterioro cognitivo y conductual que supone.

Las personas con un nivel de dependencia total y una alteración del nivel de conciencia, los grandes dependientes, deben recibir una rehabilitación especializada.

Es necesario que hagan fisioterapia, ya que por una parte corrigen deformidades articulares ya estructuradas, como pies equinos, o bien osificaciones paraarticulares, o bien evitan su desarrollo con la movilización diaria. Asimismo se corrige la hipertonía y se mantiene una higiene postural adecuada. La estimulación cognitiva, es esencial. Hay que realizar estimulación con el paciente de manera continuada, e interactuar con él. Si se puede, establecer un sistema de comunicación. La valoración y estimulación logopédica, y un entorno totalmente adaptado para las necesidades del paciente, así como el entrenamiento de los cuidadores principales en el manejo diario del paciente, también son necesarias.

Debemos asegurarnos que nuestro paciente gran dependiente tenga una calidad de vida digna y adecuada. Sus necesidades básicas deben estar cubiertas, estar bien cuidado y atendido, y además, mantener un nivel físico y de estimulación-respuestas con el entorno adecuado.

Un asesoramiento y apoyo psicológico cercano y especializado es necesario también para las familias, ya que el sufrimiento que viven durante todo su proceso de duelo e integración de la nueva situación es duro y a veces, muy largo.

 

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

Responder