Imagen que representa a un trabajador social hablando con una paciente de lesión cerebral

La profesión que a principios del siglo del siglo XX era conocida como “Asistente social”, con el tiempo paso a ser “Trabajo Social”, huyendo de la idea del asistencialismo y dando herramientas para que se potenciaran las cualidades de cada persona.

Según la  Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social (IASSW) el trabajo social es la profesión “que promueve el cambio social, la resolución de problemas en las relaciones humanas, y el fortalecimiento y la liberación del pueblo, para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de teorías sobre comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno”.

¿QUÉ HACE?

Un buen trabajador/a social debe asesorar y orientar a quien le pida información, de la manera más asertiva y objetiva posible. Explicar a modo de abanico las opciones que existen, para que libremente la persona pueda escoger que camino tomar.

La practica del trabajo social, en general es algo vocacional, que va mucho con la manera de ser de cada persona.

Juega un papel importante dentro de un equipo multidisciplinar (medicos, neuropsicologos, terapeutas ocupacionales, logopedas, fisioterapeutas…) teniendo sus propias funciones.

Un trabajador social no es medico, no es abogado, no es psicólogo. Puede orientar y/o facilitar de que “hilo se puede estirar” pero los detalles de cada caso particular, debe contemplarlos el especialista de cada área.

Es cierto, que cuando nos sobreviene una situación tan dura como es sufrir una lesión cerebral, la prioridad siempre es la persona afectada, su estabilidad clinica y su evolución, pero también es importante, de manera paralela agilizar todos los papeleos y tramites burocráticos que puedan beneficiar de cara a un futuro. Cosas como el trámite de una pensión, o el reconocimiento de una discapacidad (minusvalía) y demás ayudas, de las que nos ha de informar un buen profesional, en el que se puede delegar para que lleve adelante estos trámites, que en un primer momento, no los veamos como prioritarios pero que son necesarios.

¿DÓNDE ENCONTRARLO?

Es importante saber, que de la misma manera que tenemos asignado un medico de cabecera, un hospital, una escuela para nuestros hijos etc, también nos corresponde un trabajador/a social de zona, según donde vivamos. Esta información se puede encontrar en la web del ayuntamiento donde vivimos.

El trabajador social está para atender a todo aquel que solicite información, independientemente de la situación socio-económica que tenga.

Existen pocos recursos específicos al finalizar una rehabilitación en daño cerebral, por ello  hay que activar la creatividad, nuestra capacidad de inventar y crear, de abrir la mente para optimizar los recursos existentes y proporcionar el mayor grado de bienestar que se pueda a todos los niveles.

Si quieres más información sobre los recursos específicos del trabajador social, no dudes en contactar con nuestros centros de daño cerebral.

Responder