Valorar actividades de la vida diaria. Escala FIM

Desde Terapia Ocupacional valoramos las áreas de la FIM que tienen en cuenta los aspectos motores del paciente que interfieren o no en el desarrollo funcional de las actividades diarias

La Medida de la independencia funcional (FIM) fue desarrollada en los años ochenta por un consorcio del congreso americano de rehabilitación y la academia americana de medicina física y rehabilitación. Fue diseñado para la valoración de daño cerebral ante la falta de una medida uniforme de la discapacidad y de los resultados tras el tratamiento rehabilitador.

Posteriormente se desarrolló la Medida de Asistencia Funcional (FAM) como complemento de la FIM dónde se introducían nuevos parámetros que completaban la escala. Valorándose en realidad la Escala FIM-FAM al completo.

La FIM es una herramienta mundialmente aceptada como medida de discapacidad, que se ha convertido en el instrumento más ampliamente utilizado para la evaluación del estado funcional de pacientes afectados por trastornos neurológicos.

La escala evalúa o se enfoca en áreas prioritarias como el aspecto motor y cognitivo con el fin de planificar la rehabilitación, a su vez permite reconocer y comparar la eficiencia y eficacia, de un tratamiento.

Valora 18 actividades que se agrupan en 13 ítems motores y 5 cognitivos. Estas 18 actividades se agrupan en 6 categorías que evalúan: autocuidado, control de esfínteres, movilidad, locomoción, comunicación e interacción social. Incluye 7 niveles de puntuación que van desde la asistencia total (1) hasta la independencia (7). Es una evaluación de la independencia (indica la cantidad de ayuda que un individuo precisa así como la modificación necesaria del entorno) para sus actividades básicas.

ESCALA FIM

CATEGORÍAS DOMINIO
Autocuidado:

- Alimentación
- Arreglo personal
- Baño
- Vestido hemicuerpo superior
- Vestido hemicuerpo inferior
- Aseo perineal
Motor
Control de esfínteres:

- Control de la vejiga
- Control del intestino
Motor
Movilidad:

- Traslado de la cama a silla o silla de ruedas
- Traslado en baño
- Traslado en bañera o ducha
Motor
Ambulación:

- Caminar/desplazarse en silla de ruedas
- Subir y bajar escaleras
Motor
Comunicación:

- Comprensión
- Expresión

Conocimiento Social:

- Interacción social
- Solución de problemas
- Memoria
Cognitivo

Desde Terapia Ocupacional valoramos las áreas de la FIM que tienen en cuenta los aspectos motores del paciente que interfieren o no en el desarrollo funcional de las actividades diarias.

Para acercaros a la forma de evaluación os describimos una de las actividades básicas de las incluidas en la FIM:

LA ALIMENTACIÓN

Alimentación incluye el uso adecuado de los utensilios apropiados para llevarse la comida a la boca así como la capacidad para masticar y tragar una vez la comida se presente de forma habitual en una mesa o una bandeja. El paciente debe realizar esta actividad de forma segura.

INDEPENDIENTE. Sin Ayuda. No se requiere de otra persona para asistir en las actividades.

Nivel 7. Independencia completa. Come de un plato comida de consistencia variada y bebe de una copa o un vaso todo ello presentado de forma habitual en la mesa o en una bandeja. Capaz de abrir recipientes, extender en pan, cortar carne, servir líquidos, y usar una cuchara o tenedor para llevar la comida a la boca, donde es masticada y tragada. Todo ello de forma segura.

Nivel 6. Independencia modificada. La ejecución de lo descrito en el punto anterior conlleva cierto riesgo o el paciente requiere una ayuda técnica (cubiertos adaptados), requiere más tiempo del razonable para comer; o requiere modificación de la consistencia o comida licuada. Si el paciente precisa otro tipo de alimentación como por ejemplo parenteral o gastrostomía entonces él mismo se administra la comida.
DEPENDIENTE. Con ayuda. El paciente requiere de otra persona para supervisar u ofrecer ayuda física o verbal para realizar la actividad, sin la cual no la podría conseguir.

Nivel 5. Supervisión o preparación. Requiere supervisión (estar al lado, estimular, guiar verbalmente) o preparación para la actividad (colocación de ortesis o adaptaciones).O se necesita ayuda de otra persona para abrir envases, extender en pan, cortar carne, verter líquidos,…

Nivel 4. Asistencia mínima. El paciente es capaz de ejecutar el 75% o más de las tareas de alimentación.

Nivel 3. Asistencia moderada. El paciente es capaz de ejecutar entre el 50% y el 74% de las tareas de alimentación.

Nivel 2. Asistencia máxima. El paciente es capaz de ejecutar entre el 25% y el 49% de las tareas de alimentación.

Nivel 1. Asistencia total. El paciente realiza menos del 25% de las tareas de alimentación o precisa alimentación parenteral/gastrostomía (bien de forma total o completa) y no se administra el mismo el alimento.

ALGUNOS DE LOS PRINCIPIOS BÁSICOS PARA REGISTRAR LAS PUNTUACIONES DEL FIM

  • La funcionalidad será evaluada por el terapeuta basándose en la observación directa. Esto requiere que el evaluador esté familiarizado con el paciente. La valoración se pasará por tanto durante los 10 días iniciales de rehabilitación y la puntuación al alta se hará durante la semana antes de la misma.
  • Existen artículos que se centran en las primeras 72 horas de ingreso y 72 horas previas al alta para registrar los resultados.
  • La puntuación del FIM evalúa lo que el paciente hace y no lo que podría hacer o consigue hacer ocasionalmente.
  • Se puntúa 1 si el paciente es incapaz de realizar la actividad, si necesita dos personas para realizarla o si hay riesgo de lesión si se evalúa una tarea.
  • Si no tenemos información sobre un ítem puntúa 1. No dejar ningún ítem en blanco.
  • Si existen diferencias entre la funcionalidad según el ambiente o el momento del día, registrar la puntuación más baja.
  • Seguir el árbol de decisiones para comprobar que la puntuación es correcta

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

 

BIBLIOGRAFÍA Y ENLACES DE INTERÉS

  • Revista Med 21 (2): 43-52, 2013. Medida de la independencia funcional con escala FIM en los pacientes con evento cerebro vascular del hospital militar central de Bogotá en el periodo octubre 2010- mayo 2011. Volumen 21. No. 2 – Julio – Diciembre de 2013.
  • Polonio, B., Romero, D. Terapia Ocupacional aplicada al Daño Cerebral Adquirido. 2010, Editorial médica Panamericana.
  • Escalas de Valoración Funcional y Cognitiva. Anexo IX. Programa de atención a enfermos crónicos dependientes. Gobierno de Aragón.

Responder