Lesión neurológica infantil: leucomalacia periventricular

La leucomalacia periventricular es una lesión neurológica infantil poco conocida, que solemos tratar en el Servicio de NeuroRehabilitación

Entre las lesiones neurológicas que tratamos en el Servicio de Neurorehabilitación de Hospitales Vithas Nisa encontramos una poco conocida, la leucomalacia periventricular. Representa la lesión isquémica primaria de un neonato prematuro y es la causa principal de Parálisis Cerebral. Consiste en la afectación de pequeñas áreas de la sustancia blanca que se encuentra alrededor de los ventrículos laterales cerebrales. Es más frecuente en varones (2:1) y aumenta su incidencia a mayor prematuridad y menor peso al nacer (≤ 1500g).

Posibles causas de la leucomalacia periventricular

Se desconoce su causa exacta y el momento en el que se desencadena, puede ser antes, durante o después del nacimiento. Pero una causa importante son los cambios en el flujo sanguíneo, especialmente antes de las 32 semanas de gestación. Otro motivo desencadenante de esta lesión son las infecciones en el momento del parto, bien de la madre o del feto.

Los procedimientos para su diagnóstico incluyen:

  • Exploración física
  • Antecedentes médicos completos
  • Pruebas de neuroimagen

Entre las pruebas de neuroimagen, inicialmente se realiza una ecografía craneal a través de las fontanelas, donde se suele observar un agrandamiento de los ventrículos laterales (ventriculomegalia), algo habitual en los bebés prematuros. Es, posteriormente, en la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) donde se visualizan las lesiones isquémicas que determinarán el juicio clínico.

Formas de leucomalacia periventricular

La leucomalacia periventricular se puede presentar de dos formas distintas:

  • La forma quística, se asocia con la diplejía espástica. La espasticidad afecta más a las extremidades inferiores y va progresando lentamente durante el primer año de vida. La mayoría de los niños llegan a andar, aunque más tarde. En bipedestación tienen posición de las piernas en tijera. Los niños con mayor espasticidad no son ambulantes y pueden tener luxación de caderas.

Forma quística. La mayoría de los niños llegan a andar.

  • La forma no-quística, se correlaciona con afectación cognitiva sin presentar mayor déficit motor. Presentan cociente intelectual bajo, déficit de atención, alteración de memoria de trabajo, de las funciones ejecutivas, alteración del control de impulsos y en algunas ocasiones, Trastornos del Espectro Autista.

No existe un tratamiento específico para este tipo de lesión.

Desde la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales se vigila la actividad cardiaca, pulmonar, intestinal y renal de los bebés prematuros. Y posteriormente, se realiza un abordaje neurorehabilitador multidisciplinario adaptado a las características y necesidades de cada niño.

Área de terapia ocupacional del Servicio de NeuroRehabilitación del Centro de Daño Cerebral Vithas Nisa de Elche.

 

BIBLIOGRAFIA:

– Al Tawil K.I, El Mahdy HS, Al Rifai MT et al. (2012).Risk factors for isolated periventricular leukomalacia. Pedriatic Neurology. 46:149-153

– Bayless S, Stevenson J.(2007). Executive functions in school-age children born very prematurely.Early Hum Dev. 83: 247-254

– Fenichel GM.(Ed). (2006). Neurología pediátrica clínica- un enfoque por signos y síntomas(6ªed). Elsevier España

– Kinney HC.(2006). The near-term (late preterm) human brain and risk factor for periventricular leukomalacia: a rewiew. Seminars in Perinatology. 30: 81-88

– Volpe JJ(Ed). (2008). Neurology of the newborn(5ª ed).Elsevier, Philadelphia

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply