Tras sufrir un daño cerebral es común que necesitemos adaptar nuestra casa y nuestro entorno a las necesidades y capacidades de nuestro familiar. La adaptación del entorno es aquella modificación ambiental que facilita el desempeño de las Actividades Básicas e Instrumentales de la Vida Diaria. En este post vamos a tratar la eliminación de barreras arquitectónicas en el acceso a la vivienda, para ello os presentamos una serie de ideas básicas.

LIMITACIÓN EN EL ACCESO AL ZAGUÁN

En el caso que exista un escalón muy pronunciado (altura (H) del peldaño superior a 18cm) se debería reducir, si es posible, para que finalmente quede entre 15-18cm H. En caso contrario será necesario la construcción de una rampa, cuyas medidas óptimas con:

  • Anchura mínima de 1,00 m.
  • Pendiente máxima de 10%.
  • Longitud de la proyección horizontal (L) ≤3 m.

LIMITACIÓN EN EL ACCESO AL ASCENSOR

Si existen escalones para acceder al ascensor tenemos la posibilidad de construir o colocar diferentes tipos de rampas:

Rampas fijas:
Deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Longitud de la proyección Horizontal (L):  Entre 6-9 metros;  Pendiente máxima: 6%
  • Longitud de la proyección Horizontal (L): Entre 3-6 metros;  Pendiente máxima: 8%
  • Longitud de la proyección Horizontal (L): Menos de 3 metros: ;  Pendiente máxima: 10%

Rampas móviles o temporales: 

  • Sistema de minirampas modulares (uso más frecuente en interiores y para salvar pequeñas alturas).
  • Rampas puente (uso frecuente para marco de ventana, desnivel de alguna habitación).
  • Rampa de corta longitud (permite salvar varios escalones).
  • Rampas telescópicas (permiten variar su longitud para adaptarse a diferentes niveles).
  • Sistema de rampas modulares (para acceder a alturas superiores al metro).
  • Cuña de madera (rampa casera para salvar escalones de poca altura).

Si existe una rampa no funcional que dificulta el acceso hasta el ascensor, y no es posible cumplir con los requisitos anteriores, debemos valorar la posibilidad de suplirla con elevadores especiales.

Elevadores:

  • Plataforma verticales: debe medir como mínimo 80cm de anchura por 1,20 m de fondo
  • Plataforma salva-escaleras: debe medir como mínimo 70cm de anchura por 1,10 de fondo
  • Silla salva-escaleras: debe medir como mínimo1,05m de ancho y 1,20m de fondo. Ésta no es recomendable si el usuario no realiza transferencias y no tiene la capacidad de utilizarlo de forma autónoma.
  • Oruga: permite a un usuario en silla de ruedas subir y bajar varios tramos de escaleras. La mayoria sólo pueden seguir una trayectoria rectilínea. Puede girar en el rellano de la escalera que debe medir 1 metro. Precisa ser accionado por otra persona con cierto grado de esfuerzo físico. Recomendado para domicilios de no más de 2 pisos.

LIMITACIÓN PARA ENTRAR/SALIR DEL ASCENSOR

Delante del ascensor es conveniente disponer de un espacio mínimo de 150 cm de diámetro para poder maniobrar la silla y abrir la puerta del mismo en el caso que sea abatible. La cabina debe permitir entrar en ella a una persona en silla de ruedas y a su acompañante y los mandos del ascensor deben estar a una altura de 1,20 m. El tamaño de la cabina dependerá del número de puertas de las que conste y de su posición:

  • Una sola puerta o dos puertas enfrentadas: ancho 1,00-1,10m y fondo1,20-1,40m.
  • Dos puertas en ángulo: ancho 1,40m y fondo 1,40m.

Esperamos os haya resultado útil esta información, en un próximo post trataremos sobre la adaptación de la vivienda. Mientras, si queréis más información sobre tratamientos de daño cerebral, contacta con nosotros.

Responder