Tras una lesión neurológica es necesario realizar adaptaciones en la vivienda y el entorno para hacerlos accesibles. Los pacientes con daño cerebral tienen características físicas y cognitivas especiales que son necesarias conocer a la hora de realizar cualquier adaptación.

En este post nos vamos a centrar en como la domótica es una solución que hace posible que las personas con discapacidad mejoren su autonomía, así como su bienestar y calidad de vida.

La domótica se podría definir como el conjunto de servicios proporcionados por sistemas tecnológicos e informáticos integrados bien en nuestras casas o en otros lugares (oficinas, hoteles, jardines…) que nos ayudan en nuestras tareas diarias y mejoran nuestra calidad de vida, tanto de la persona cuidadora como de la persona dependiente.

Las personas mayores con problemas de movilidad también se pueden beneficiar de la domótica para un gran parte de sus tareas cotidianas permitiendoles que puedan seguir viviendo solas.

En personas con enfermedades degenerativas la domótica les ofrece la posibilidad de ir usando sus opciones de forma progresiva, ya que a medida que vayan perdiendo su movilidad o autonomía, su vida podrá seguir de forma autónoma con este tipo de apoyos.

En el caso de personas con discapacidad lo esencial que les ofrece la domótica son los sistemas de control de entorno cuya finalidad es controlar elementos del entorno doméstico y laboral.

Una persona con movilidad reducida o con otras discapacidades puede encender sus aparatos electrónicos bien por voz, bien por mandos a distancia, o pueden realizar llamadas de emergencia o activar sus servicios de alarma si lo necesitan. En casos de movilidad reducida severa incluso hay aparatos habilitados para levantarse de la cama, acceder a la ducha, mandos para abrir puertas…

La correcta aplicación de la tecnología adecuada a cada persona aporta abundantes beneficios:

  • Aumenta la calidad de vida de la persona afectada.
  • Aumenta su grado de autonomía.
  • Mejora su respuesta ante situaciones imprevistas o de emergencia.
  • Facilita el desarrollo social y laboral de la persona afectada, mejorando sus posibilidades de comunicación y de realización de sus actividades de la vida cotidiana.
  • Mejora su autoestima, dado que comprueba que puede realizar un elevado número de tareas, sin requerir la ayuda de una segunda persona.
  • Incrementa el deseo de mejora en su proceso de rehabilitación, ya que ve compensados sus esfuerzos gracias a la tecnología, con la obtención de mejoras funcionales en su vida diaria.
  • Reduce la necesidad asistencial de la persona afectada, mejorando su calidad de vida y la de su entorno ( familiares, cuidadores).
  • Reduce el coste asistencial cuando es necesaria la ayuda de una segunda persona, tanto en el entorno familiar como en el de una residencia.

Os recordamos que en nuestro Servicio de Neurorehabilitación del Hospital Aguas Vivas contamos con un piso domótico que permite enseñar a nuestros pacientes y familiares el uso de la tecnología para mejorar su autonomía, así como mejorar su calidad de vida y de su entorno. Para cualquier duda podéis poneros en contacto con cualquiera de nuestros servicios.

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

Bibliografía
− Soluciones domóticas Magium. Www.domotica-imaginium.com
− B&J. Adaptaciones: Soluciones integrales para personas con discapacidad. Www.bj-adaptaciones.com
− CEDOM. Asociación Española de Domótica. Www.cedom.es

Responder