Estereognosia, incapacidad para reconocer los objetos por la palpación y sin ayuda de cualquier otro canal sensorial

Siguiendo el hilo de anteriores post en los se ha hablado del término agnosia,  que  recordemos, se refiere a la interrupción de la capacidad para reconocer estímulos previamente aprendidos, sin que se altere la percepción, es decir, aunque funcionen correctamente los órganos sensoriales del paciente. Las agnosias se producen como consecuencia de un daño cerebral adquirido (T.C.E, Demencia, A.C.V.) Esta alteración está asociada a un mal funcionamiento de un canal sensorial, dependiendo del canal sensorial afectado estas se pueden dividir en: agnosias visuales, auditivas, táctiles, gustativas y olfativas.

En esta entrada nos vamos a centrar en un tipo de agnosia que afecta al sistema Táctil. Se define como ESTEREOAGNOSIA, a la incapacidad para reconocer los objetos por la palpación y sin ayuda de cualquier otro canal sensorial, en particular el visual.

Lo que les ocurre a los pacientes con este déficit es que no pueden atribuir significado al objeto que palpan.  Podemos encontrar diferentes tipos, dependiendo si la alteración es a nivel de reconocimiento de sensaciones, a nivel de las percepciones o a nivel de las asociaciones cuando el objeto se reconoce y se denomina.

Estos trastornos están relacionados con lesiones en la región parietal posterior o lesiones en el córtex temporoparietal. Desde el punto de vista clínico son lesiones unilaterales y habitualmente izquierdas, aunque existen algunos casos bilaterales.

¿Qué impacto tiene en la realización de las A.V.D?

Cuando realizamos Actividades del día a día, en muchas ocasiones cogemos objetos sin apoyo de la visión, es decir, que únicamente a través de la palpación sabemos de qué objeto se trata.  Esta habilidad nos permite realizar las tareas con más rapidez y eficacia, como por ejemplo cuando nos levantamos y queremos buscar la llave del coche en un cajón lleno de cosas,  cuando quieres coger una cuchara en un cajón lleno de cubiertos o cuando introducimos nuestra mano en un bolso para buscar el monedero, el móvil o un mechero….

Si presentamos un déficits a este nivel, algunas actividades tan automáticas y rápidas de nuestro día a día, se enlentecerían ya que tendríamos todo el tiempo que apoyarnos en la visión para poder identificar, de manera correcta lo que estamos tocando.

Como es un déficit muy específico, que rara vez se encuentra de manera aislada, es muy importante realizar una correcta evaluación diferencial, para implementar unas técnicas de tratamiento enfocadas de manera adecuada.

En próximos post os hablaremos de su tratamiento. Mientras, si necesitas ampliar información, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

Bibliografía

 

Responder