La vuelta al cole… Tras sufrir un accidente cerebrovascular

vuelta_al_cole_acv-1024x768

Después de unos meses de rehabilitación y el tratamiento adecuado para mejorar las secuelas tras sufrir un daño cerebral, tanto los padres como los niños y adolescentes, esperan entusiasmados la reincorporación escolar, pero como todos sabemos, tras sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) el rendimiento cognitivo y motor de las personas se ve afectado.

A lo largo del proceso rehabilitador, las familias van tomando conciencia de los déficit y secuelas que sufren sus hijos pero, aún así, la reincorporación a los estudios no se muestra tan sencilla ya que nos devuelve una vez más la realidad del daño producido.

El entorno familiar conoce las dificultades que pueden presentarse a nivel cognitivo, problemas de atención, de memoria, de lenguaje, de estimación de tiempos, de conducta, etc. Pero el conocimiento acaba cuando salimos del entorno familiar. Los amigos y compañeros en su gran mayoría, desconocen las consecuencias de un accidente cerebrovascular, por lo que uno de los primeros pasos para la reincorporación escolar, sería mejorar los conocimientos en el entorno.

Desde nuestro servicio de neurorehabilitación, se han seguido los siguientes pasos para facilitar la reincorporación a los estudios:

PRIMERA TOMA DE CONTACTO DEL ALUMNO CON LA REALIDAD DEL AULA

El primer paso para facilitar la vuelta al estudio, es ponerse en contacto con el Colegio, Instituto o institución de enseñanza donde asiste el paciente para dar a conocer su estado a nivel cognitivo y motor tras el daño.

La asistencia como oyente a las clases puede ser uno de los primeros pasos. Teniendo en cuenta parámetros como la fatiga que presenta el afectado, problemas atencionales, de conducta, etc, aconsejamos la asistencia a las aulas un par de horas al día, para en base a ello, ir aumentando la cantidad de horas. Aquí entra en juego también la toma de contacto con los compañeros por lo que podemos elegir una hora lectiva anterior o posterior junto a la hora del recreo.

Tras esta primera toma de contacto, hemos observado distintas reacciones en adolescentes con los que hemos colaborado en su reincorporación. El caso de A1 y A2, un chico de 15 a y una chica de 17 a, fue fácil y productiva ya que a día de hoy, ambos llevan rutinas escolares adaptadas. Sin embargo, el caso de A3, un chico de 17 a, tras asistir durante una semana 2 horas a clase como oyente, su estado de ánimo cambió y con trabajo psicológico descubrimos su frustración y agobio ante la asistencia a las clases y sus dificultades para participar en las mismas.

Este estado de frustración también llega a las casas, rompiendo con las esperanzas y expectativas de los padres y devolviendo una vez más una dura realidad. En estos momentos tanto los terapeutas cognitivos como neuropsicólogos trabajamos de manera conjunta para mejorar la conciencia y ajustar las expectativas de futuro tanto de familiares como de pacientes.

PREPARACIÓN POR PARTE DEL EQUIPO DE REHABILITACIÓN DE LAS POSIBLES ADAPTACIONES CURRICULARES QUE SE SUGIEREN AL CENTRO EDUCATIVO

Desde el centro de rehabilitación, se facilitan los informes donde se da a conocer de manera detallada las dificultades cognitivas y estrategias que se están llevando a cabo, el uso y conocimiento de ayudas técnicas (engrosador para lápiz, antideslizantes para la mesa, uso de tablets en vez de escritura convencional, adaptación y manejo de silla de ruedas, uso de ayudas técnicas para la marcha y brazos pléjicos, etc), necesarios para que se pongan en marcha todas las herramientas necesarias antes de que el niño haga su reincorporación escolar.

Además, colaboramos en la propuesta de adaptaciones que convienen más al paciente. Estos son algunos ejemplos:

  • Adolescente, A1, debido a sus problemas en la comprensión y abstracción de la información, problemas en memoria verbal, y problemas en la evocación de palabras, se han propuesto adaptaciones en sus exámenes tales como preguntas tipo test, evitando así que A1 tenga que evocar el contenido y pueda hacerlo por reconocimiento entre varias opciones. También desde las sesiones de terapia cognitiva, reforzamos tareas como la abstracción de la información y la organización para después facilitar el proceso de memorizar.
  • En el caso de la adolescente A2, cursando 1º de bachillerato donde la cantidad de información y exigencia cognitiva aumenta, se ha realizado una reducción anual de asignaturas, partiendo el curso en dos años. Además se propuso alternar las asignaturas de mayor demanda en tareas de memorizar con asignaturas más prácticas de manera que sus objetivos como estudiante se están cumpliendo. Otra adaptación con la que cuenta A2, es el aumento de tiempo para poder realizar los exámenes de desarrollo, ya que, debido a su ACV sufrió una hemiplejia derecha y tras aprender a escribir con la mano izquierda, realiza los exámenes de manera independiente.

PUESTA EN COMÚN CON EL CENTRO EDUCATIVO DE ESTAS ADAPTACIONES Y ESTUDIO DE LA POSIBILIDAD DE IMPLANTARLAS

Cada Comunidad Autónoma presenta un Plan de Actuación ante Adaptaciones Curriculares para cada curso, por lo que debemos informarnos en el centro donde haremos la reintegración. Las adaptaciones que se realizan en el curso, pueden ser desde poco significativas (los contenidos y conceptos básicos del curso deben estar cubiertos a final del curso) a muy significativas (se reduce el contenido y se modifican los objetivos del curso).

En resumen, tras esta puesta en común, se concreta el tipo de adaptación habiendo atendido a las características clínicas del paciente, los criterios del centro educativo y la legislación vigente.

SEGUIMIENTO DE LA EVOLUCIÓN DE LAS ADAPTACIONES IMPLANTADAS

Con las adaptaciones en curso, pueden surgir dudas entre el profesorado acerca de su implantación y utilidad, así como de la evolución de las mismas, por lo que será importante establecer un buen canal de comunicación entre nuestro servicio y los agentes educativos.

Para ello, es importante contar con el apoyo de la familia del paciente, que se convierte en el mejor vehículo de esta comunicación, así como establecer contacto frecuente con el profesorado para llevar un seguimiento de las mismas, prestando atención a las dificultades cognitivas, al estado de ánimo, la conducta e integración social del paciente, para en caso necesario, ser un apoyo ante la modificación de propuestas y adaptaciones, ajustes de medicación u otros aspectos.

En definitiva, durante todo el curso realizaremos un seguimiento de la evolución del paciente y seremos un apoyo ante cualquier dificultad o incidencia que pueda surgir.

De nuevo, nuestro servicio, se convierte en una herramienta fundamental para la rehabilitación del paciente, que también interviene fuera del ámbito clínico concreto de nuestro centro y sus sesiones de rehabilitación.

Contacto: centros de daño cerebral
Twitter: @nisa_neurorhb
Facebook: Nisa.NeuroRHB
Google Plus: +NeuroRHB

 

Imagen: http://www.morguefile.com/archive/display/185612 

Responder