Importancia de la música para el cerebro

Todavía queda mucho para santa Cecilia, pero como harían nuestros amigos de Alcoi, ¡¡¡vamos a celebrar el “mig any”!!!, ya que falta medio año más o menos… Nos gustaría recordar lo importante que es la música para las personas y sobre todo para ese “supermúsculo” que llamamos cerebro.

Hace unos 30 o 40 mil años se crearon los primeros instrumentos, es posible que desde entonces podamos hablar de música. Ésta, al igual que el lenguaje, forma parte inseparable de la cultura humana.

 

La música es quizás una de las actividades o comportamientos, el ejercicio de hacer/sentir música, más completo que pueda existir a nivel cognitivo, podríamos decir que es comparable a la natación a nivel motor, que siempre se dice que es ¡el deporte más completo!

La música integra y pone en acción gran cantidad de procesos mentales y lo que es muy importante, con la imposibilidad de dejar a un lado las emociones, punto de partida de cualquier acción o comportamiento

Pone en marcha entonces, desde lo más límbico/emocional de nuestro cerebro una actividad  sensoromotora que implica a gran cantidad de procesos cognitivos desde la atención,  memoria, movimientos coordinados, lenguaje, funciones ejecutivas…. Y todo ello con nuestro encéfalo ¡¡¡al unísono!!! .

Un hemisferio cerebral lo hará con un procesamiento más holístico e integrador (posiblemente melodía, tonos…), el otro lo hará de forma más analítica (seguramente ritmos, intervalos…), el cerebelo estará por ahí ayudando “como principal transmisor del tiempo” y como no, el tronco encefálico va a ser el primero que reciba el sonido. En fin todo nuestro ser, desde las uñas de los pies hasta el último pelo de la cabeza, está implicado en el acto de hacer música.

Sesión de música en el centro de daño cerebral nisa aguas vivas

Si a esto añadimos que en muchas ocasiones para disfrutar más de ella, lo hacemos en grupo, compartiendo emociones y procesos cognitivos como si de un gran cerebro se tratara, ¡todos sincronizados!, seguramente multiplicamos sus efectos por X, tanto en la intensidad emocional como en la exigencia cognitiva que supone. Es por ello que resulta muy interesante tener esta “herramienta de musculación cerebral” presente en nuestra vida diaria y como no, en nuestra rehabilitación.

Para conocer más sobre la rehabilitación a través de la musicoterapia te recomendamos que leas nuestro post “La música como terapia” o que contactes con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

Responder