¿Por qué a mi hijo le cuesta tanto aprender a escribir?

 

La escritura es una de las tareas más importantes y complejas a las que se enfrenta un niño durante la etapa escolar. Afirmamos en este post que es tan importante porque es el medio de aprendizaje de otros muchos conocimientos y es compleja porque confluyen muchos componentes en ella. Tanto es así que muchas veces, esta complejidad, sirve para detectar posibles déficits en los niños que hasta el momento habían pasado desapercibidos o no se les había dado ninguna importancia.

Es fundamental la detección inicial del problema ya que cuando un niño está aprendiendo a escribir, pone de manifiesto sus habilidades de lenguaje, motricidad fina, visuales, visomotoras (coordinación del movimiento del ojo con la mano) y práxicas. Es por esto que, cuando se detecta un problema de escritura, es muy importante realizar una buena evaluación de la actividad y de los componentes subyacentes para poder plantear el tratamiento más adecuado.

Partiendo de una buena valoración, podremos saber que profesionales o tratamiento es el más adecuado para solventar el problema:

  1. Si la dificultad subyacente a la escritura es un problema visual, deben ser el oftalmólogo y optometrista quienes pauten las medidas a tomar.
  2. Si el problema de escritura se debe a un problema de lenguaje, son el logopeda y neuropsicólogo quien debe hacerse cargo del tratamiento.
  3. Si la dificultad se debe a un problema motor (hipotonía, falta de fuerza muscular, falta de desarrollo de la musculatura intrínseca de la mano…) el fisioterapeuta junto con el terapeuta ocupacional, serán los encargados de potenciar el desarrollo de la motricidad fina y valorar la necesidad de adaptar la presa del lápiz o la colación del material a la hora de escribir.

Además, pueden estar asociadas otras dificultades en otras áreas de aprendizaje como la atención o la memoria, también podemos encontrarnos niños con problemas de praxias (dificultades a la hora de organizar y estructurar los movimientos, visible a veces también a la hora de atarse cordones, vestirse, jugar a al pelota…) y por último debemos tener muy presente en la valoracion que pueden estar asociadas otras dificultades como las que tienen los niños con problemas de Integración Sensorial, lo que podría dificultar también enormemente a la escritura.

Como decíamos anteriormente, es muy importante realizar una buena valoración de la escritura porque dependiendo de la causa que esté creando las dificultades en la misma, el tratamiento estará enfocado de una forma u otra y será llevado por distintos profesionales.

Desde la UNIDAD DE NEUROREHABILTIACION PEDIÁTRICA  ponemos a disposición de las familias una PRIMERA VISITA GRATUITA para realizar una primera valoración del niño y plantear nuestra propuesta de tratamiento.

Responder