Reinserción social y satisfacción con la vida después de una lesión cerebral adquirida

Una de las sesiones de terapia ocupacional de uno de nuestros pacientes con daño cerebral. En esta sesión está realizando una compra en un supermercado tutorizado por un profesional del servicio de neurorrehabilitación

Las consecuencias del Daño Cerebral Adquirido abarcan todas las esferas de la vida del paciente y su familia y se extienden más allá de la incapacidad o dificultad de volver a desarrollar una vida profesional, afectan a las relaciones interpersonales, la educación de los hijos, el círculo de amistades y las actividades de ocio y tiempo libre.

La mayoría de veces nuestros pacientes tienen pocos o ningún contacto social, lo que supone un grado de insatisfacción importante con sus redes sociales, pérdida de autoestima e incluso aumento de sensación de incompetencia. Es por esto, que pueden darse situaciones de aislamiento que debemos atender.

Desde el Servicio de NeuroRehabilitación de los Hospitales NISA consideramos que, tan importante es una Rehabilitación integral e intensiva de los principales grupos de déficit: motores, cognitivos y de la comunicación, como lo es una atención especial a los aspectos psicosociales, ya que a largo plazo son igualmente discapacitantes.

Los indicadores de la Integración Social de la persona con discapacidad requieren de su participación en actividades de ocio y recreativas, del desarrollo de unas relaciones e interacciones interpersonales satisfactorias, así como de un buen acceso a la sociedad

Es importante que tengan un apoyo sanitario, familiar y social dignificante, así como un acceso a recursos de reinserción comunitaria que aumenten su nivel de participación social y mejoren el grado de satisfacción personal. 

Durante el proceso de NeuroRehabilitación, favoreceremos una adecuada concienciación de la situación individual de cada paciente, y desarrollaremos grupos de trabajo en los que se entrenen HABILIDADES PARA LA VIDA, cuyos objetivos principales son:

  • Mejorar las habilidades cognitivas
  • Conseguir máximo nivel de independencia en el hogar y en su entorno cotidiano
  • Desarrollar habilidades sociales significativas
  • Entrenar en estrategias de afrontamiento y resolución de problemas
  • Intensificar las actividades de ocio
  • Impulsar la participación activa en Asociaciones de afectados por Daño Cerebral o en cualquier Actividad Comunitaria, que permita tener relaciones interpersonales y que potencien al mismo tiempo las habilidades cognitivas de la persona

Involucrarse en el proceso de recuperación funcional y de integración social, promueve cambios positivos en el estado de desesperanza, logrando mayor sensación de control y capacitación. Las valoraciones de autoeficacia y la sensación de competencia personal mejorarán consecuentemente. 

Éste es para nosotros el indicador último de la eficacia de una intervención de rehabilitación, “La satisfacción con la calidad de vida”, cuya valoración subjetiva tiene en cuenta varios factores como la salud y el estado funcional, el bienestar psicológico, el bienestar material, la espiritualidad y la función social (Mailhan y cols. 2005).

Si quieres conocer más sobre este tema, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros centros de daño cerebral.

Responder